Cigarras japonesas (蝉)

Cigarra

Al salir de casa me he encontrado con esta “Semi” (蝉) en el umbral. Es una de esas chicharras o cigarras japonesas, que llena los veranos nipones con su ensordecedor ruido. Cuando permanecen silenciosas en el suelo es que están cercanas a morir (algo que sus quebradas alas verifican), son animales que, una vez salen a la superficie (ya que la mayoría de su vida la pasan bajo tierra), permanecen en árboles, postes de la luz o muros, llenando el aire con su canto mientras los últimos momentos de su vida se consumen.


Vídeo del canto de uno de los tipos más comunes
las Minmin-zemi (ミンミンゼミ), encontrado vía Kirai

La mayoría de las gente las aborrece y nunca llamaría “canto” al ruido que hacen, pero a mí me recuerdan a mi primer verano en Japón, me transportan a lugares que ya han cambiado demasiado como para volver a visitarlos. Me hacen volver a ver sonrisas de labios que posiblemente no vuelva a besar, me hacen volver a sentir caricias que tienen a la oscuridad como cómplice, me hacen volver a saborear aquel kakigori de mi primer matsuri estival y hasta parece que el aire vuelve a oler a hanabi.

A muchos os resultará familiar este sonido de los anime. Ya que, desde que acaba el tsuyu, son la banda sonora de los veranos en Japón, al menos, de los míos. así que no las cambiaría por nada…

¡Cantad, cigarras, sé que no me defraudaréis y cantaréis hasta la muerte!
(además… literalmente.)

Probando las hamburguesas rojas

Hamburguesa roja japonesa

Hace más o menos un año escribí sobre las hamburguesas negras que había lanzado Burger King Japan en una campaña limitada, así que cuando salió esta otra de hamburguesas rojas ya tenía yo en mente hacer una review de qué me había parecido. No obstante hubo mucha gente que conociendo mi gusto por probar snacks y bebidas raras me fue avisando por distintas vías. A todos ellos, les dedico este post.

Set con bebida

Empecemos por la presentación, las hamburguesas de esta campaña se venden en dos formatos la de pollo y la de ternera: Aka samurai chicken y Aka Samurai Beef respectivamente (no olvidemos que AKA – – en japonés significa rojo). Pidiendo cualquiera de las dos versiones se puede recibir una “Coca Cola” o “Coca Cola Zero” de tamaño grande totalmente gratis y el bocadillo se presenta envuelto en un papel rojo por supuesto. En esta ocasión me decanté por la de pollo que, además de un pan totalmente rojo va acompañada de algo de lechuga, queso rojo y tomate. Véase la foto bajo estas líneas:

Red burger BK Japan

Sí, se que a la vista no es muy apetecible, pero lo peor es que al paladar tampoco, es más, creo que es la peor hamburguesa de pollo que he probado en mi vida. El pan me resulto insulso y chicloso, el queso rojo no se notaba ni en textura ni en sabor y de la carne solo se distinguía el picante del rebozado, dando como resultado un mordisco aparatoso que, aunque se dejaba comer (ya que no puedo decir que estuviera mala), te dejaba indiferente en cuanto a matices dejando solo un picor al final que (supongo) es una relación de ideas con el rojo y que, quizá por esto también, se justifica lo del samurai.

AKA Chicken Samurai

En mi opinión, las hamburguesas negras ya eran “reguleras” y no dejaban ganas de repetir, pero al menos tenían una mínima justificación entre el color y los sabores que contenían, pero con las rojas (excepto por el picante, que aún así no combinaba bien con el resto de sabores) no lo han conseguido. Otro golpe de marketing que ha funcionado bien en redes sociales, pero no en los paladares, de hecho, muchos la prueban pero pocos repiten.

Flapycidades

Happy Birthday to me

Ya llega a su fin (por lo menos en este lado del mundo) el día 30 de Junio de 2015. Y esta entrada es para compartir con todos cómo ha sido este cumpleaños. Últimamente, estoy pasando cada año en un lugar diferente: el año pasado celebré mi cumpleaños en Madrid, mi querida ciudad natal, el anterior en China y Tokyo, el anterior fue un finde bastante completo entre Guangzhou y Hong Kong… y este año, de momento ya ha caído una fiesta en Osaka y posiblemente caiga otra en la capital nipona, pero está por organizar.

Mi cumpleaños
Celebración de mi cumpleaños en Osaka hace unos días

El título de esta entrada: “Flapycidades” no lo he elegido yo, es una palabra que (especialmente este año) varios han usado para felicitarme (aprovechando el juego que da mi nick: Flapy). Así que me ha parecido la mejor forma de titular una entrada de agradecimiento por las felicitaciones. Ya que esta publicación es para eso: para agradecer a todos por vuestros regalos y felicitaciones. Han sido muchas y por muchos medios: por Facebook, whatsapp, LINE, Twitter… ¡y hasta por Instagram!. Y, aunque me hubiera gustado, no puedo responder a todos uno a uno.

Regalos cumple
Algunos regalitos más que he recibido hasta ahora. :)

También me han preguntado (mayormente la gente con la que he coincidido hoy en persona) cuál es mi propósito para este año… bien…Estos últimos 12 meses han sido de mucho trabajo pero también he dado el paso de asumir muchos riesgos y de lanzarme a un ambicioso proyecto personal, he incorporado gente a mi equipo y estamos haciéndolo crecer, me gustaría seguir en esta vía. Respecto al blog, este año es el que menos he blogueado con diferencia, así que intentaré redimirme y sacar más tiempo para mantener el blog, aunque sea probando alternativas.

Super Nintendo Portatil
Foto de otro regalito que ha caído hoy ;).

En fin… lo dicho… muchas gracias a todos y yo ya me acuesto por aquí…

¡OYASUMI!

Hanami 2015

Sakura at Kanazawa Castle
Los cerezos eclipsan el castillo de Kanazawa

Sí, ya se que llego dos meses tarde a este post, pero más vale tarde que nunca, ¿no?. Estamos a tope con los viajes a Japón y, además, el año que viene introduciremos nuevos destinos entre los que se incluirán Hong Kong, Macao, Vietnam y Filipinas. Así que no paro. Pero finalmente hoy he podido sacar un hueco para hablar del Hanami de este año 2015.

Cherry Blossom at Takayama (iPhone 5)
Cerezos a finales de Abril en Takayama

Como estuve viajando tuve la suerte de poder verlo en diferentes momentos con diferentes personas en diferentes lugares: tanto en ciudades donde ya lo había visto en otras múltiples ocasiones (como Kyoto o Nara) como en lugares en los que no los había visto antes como algunas zonas de los Alpes Japoneses.

DSC_8026

La verdad es que cuando llegué a Japón no entendí mucho de que iba esto del Hanami, ¿era una excusa para juntarse y beber? ¿de verdad era tan alucinante que una planta que florece cada año volviera a florecer? no se… yo no veía más allá que una flor bella y no entendía nada. Es más, si le preguntas a un japonés aleatoriamente hay muchas probabilidades de que te conteste que le gusta observar la belleza de la naturaleza, y que el cerezo es la flor nacional y bla, bla, bla… pero tenía que haber algo más.

DSC_7748

Con los años me di cuenta que el florecimiento del sakura marcaba el comienzo de la primavera y, con ella, comenzaba un nuevo curso, un nuevo año (fiscal entre otras cosas) y, en definitiva, una nueva etapa. El hanami, por lo tanto, además de celebrar la belleza de las flores, significa celebrar la belleza de la vida, que cada año nos vuelve a dar la oportunidad de renacer, de hacernos una vez más a nosotros mismos, de mejorarnos… Ya os dije que este año es mi año y este renacer ha sido para mí más especial que nunca. ¿Y vosotros? ¿habéis renacido?

Sakura at Mount Koya

Para finalizar, os dejo más fotos tomadas durante la floración del cerezo esta año y una lista de los Hanami que he disfruté en años anteriores:
Hanami 2014, en Fukuoka.
Hanami 2013, en Tokyo.
Hanami 2012, en diferentes puntos de Japón
Hanami 2011, en Kyoto
Hanami 2010, en Nagoya
Hanami 2008, en el que hice un breve vídeo en Kyoto.
Hanami 2007, en Uji
Hanami 2006, en Nara y Arashiyama.

Takayama Bridge

Sakura at Nara Todaiji
Cerezo frente al Todaji de Nara

DSC_8079

Si quieres ver el Hanami en vivo el año que viene pulsa aquí.

Aprendiendo a blogstagramear

11281941_1606865199577083_502422689_n

Hoy hace un día soleado en Kyoto y, aunque no hace demasiado calor, se nota ya la humedad previa el verano. Me he metido a almorzar a un tailandés. Aunque me encanta la comida japonesa, echo de menos el sudeste asiático y, esto me sirve para acercarme a él. Mientras esperaba la comida se me ha ocurrido algo. Y ahora que ya tengo lo que pedí frente a mí, voy a llevarlo a cabo.

Hacía mucho que no actualizaba el blog. Siempre pongo la excusa de que no tengo tiempo pero, por otro lado, siempre he sido de los que piensa que quien quiere hacer algo busca los medios así que, voy a empezar a blogstagramear (no se si existe el palabro pero me gusta). Es decir, voy a empezar a hacer entradas cortas desde instagram, de esta forma, luego solo tengo que agregar los links en wordpress y publicar. No será para todos los post pero creo que si podría ser útil para dar datos puntuales o compartir pequeñas reflexiones.

Espero que os guste la idea.

El paseo del filósofo de Kyoto

Philosophers Walk - Kyoto (iPhone4)

De nuevo, perdonad que tarde tanto en actualizar pero es que no paro, acabo de aterrizar de un viaje “relámpago” de negocios a Hong Kong y voy a aprovechar que estamos en plena primavera para hablar de uno de los rincones de Kyoto que más bellos están en esta época, aunque, a decir verdad, toda la ciudad está preciosa. Se trata del paseo del filósofo de Kyoto, un camino de unos dos kilómetros que bordea un canal que discurre entre cerezos, templos, santuarios y tiendas de recuerdos, dulces y artesanía.

哲学の道

El camino recibe su nombre en referencia a Kitarō Nishida, un célebre profesor de filosofía del siglo pasado que recorría este camino para inspirarse y meditar (su tumba puede visitarse en Kamakura). El camino comienza cerca del pabellón de plata, y acaba en el templo Eikando Zenrin-ji, aunque dicen que el filósofo continuaba su paseo hasta en el Nanzenji. Hacer este paseo es una delicia en cualquier época del año, pero las primeras semanas de Abril es sencillamente impresionante:


Este es el adelanto que di
el año pasado en Instagram

Estas semanas es cuando florece el cerezo y el camino deja de ser filosofía para convertirse en poesía. Y cuando los flore caen y bailan con el viento durante el sakura fubuki, el agua del canal se esconde tras el blanco de los pétalos que lo navegan, como si la propia naturaleza les dejara despedirse hasta el año siguiente de todo aquel que se pare a observarlos.

Río de pétalos de cerezo (iPhone4)

Si quieres viajar conmigo a Kyoto pulsa aquí.