Flapycidades

Happy Birthday to me

Ya llega a su fin (por lo menos en este lado del mundo) el día 30 de Junio de 2015. Y esta entrada es para compartir con todos cómo ha sido este cumpleaños. Últimamente, estoy pasando cada año en un lugar diferente: el año pasado celebré mi cumpleaños en Madrid, mi querida ciudad natal, el anterior en China y Tokyo, el anterior fue un finde bastante completo entre Guangzhou y Hong Kong… y este año, de momento ya ha caído una fiesta en Osaka y posiblemente caiga otra en la capital nipona, pero está por organizar.

Mi cumpleaños
Celebración de mi cumpleaños en Osaka hace unos días

El título de esta entrada: “Flapycidades” no lo he elegido yo, es una palabra que (especialmente este año) varios han usado para felicitarme (aprovechando el juego que da mi nick: Flapy). Así que me ha parecido la mejor forma de titular una entrada de agradecimiento por las felicitaciones. Ya que esta publicación es para eso: para agradecer a todos por vuestros regalos y felicitaciones. Han sido muchas y por muchos medios: por Facebook, whatsapp, LINE, Twitter… ¡y hasta por Instagram!. Y, aunque me hubiera gustado, no puedo responder a todos uno a uno.

Regalos cumple
Algunos regalitos más que he recibido hasta ahora. :)

También me han preguntado (mayormente la gente con la que he coincidido hoy en persona) cuál es mi propósito para este año… bien…Estos últimos 12 meses han sido de mucho trabajo pero también he dado el paso de asumir muchos riesgos y de lanzarme a un ambicioso proyecto personal, he incorporado gente a mi equipo y estamos haciéndolo crecer, me gustaría seguir en esta vía. Respecto al blog, este año es el que menos he blogueado con diferencia, así que intentaré redimirme y sacar más tiempo para mantener el blog, aunque sea probando alternativas.

Super Nintendo Portatil
Foto de otro regalito que ha caído hoy ;).

En fin… lo dicho… muchas gracias a todos y yo ya me acuesto por aquí…

¡OYASUMI!

Hanami 2015

Sakura at Kanazawa Castle
Los cerezos eclipsan el castillo de Kanazawa

Sí, ya se que llego dos meses tarde a este post, pero más vale tarde que nunca, ¿no?. Estamos a tope con los viajes a Japón y, además, el año que viene introduciremos nuevos destinos entre los que se incluirán Hong Kong, Macao, Vietnam y Filipinas. Así que no paro. Pero finalmente hoy he podido sacar un hueco para hablar del Hanami de este año 2015.

Cherry Blossom at Takayama (iPhone 5)
Cerezos a finales de Abril en Takayama

Como estuve viajando tuve la suerte de poder verlo en diferentes momentos con diferentes personas en diferentes lugares: tanto en ciudades donde ya lo había visto en otras múltiples ocasiones (como Kyoto o Nara) como en lugares en los que no los había visto antes como algunas zonas de los Alpes Japoneses.

DSC_8026

La verdad es que cuando llegué a Japón no entendí mucho de que iba esto del Hanami, ¿era una excusa para juntarse y beber? ¿de verdad era tan alucinante que una planta que florece cada año volviera a florecer? no se… yo no veía más allá que una flor bella y no entendía nada. Es más, si le preguntas a un japonés aleatoriamente hay muchas probabilidades de que te conteste que le gusta observar la belleza de la naturaleza, y que el cerezo es la flor nacional y bla, bla, bla… pero tenía que haber algo más.

DSC_7748

Con los años me di cuenta que el florecimiento del sakura marcaba el comienzo de la primavera y, con ella, comenzaba un nuevo curso, un nuevo año (fiscal entre otras cosas) y, en definitiva, una nueva etapa. El hanami, por lo tanto, además de celebrar la belleza de las flores, significa celebrar la belleza de la vida, que cada año nos vuelve a dar la oportunidad de renacer, de hacernos una vez más a nosotros mismos, de mejorarnos… Ya os dije que este año es mi año y este renacer ha sido para mí más especial que nunca. ¿Y vosotros? ¿habéis renacido?

Sakura at Mount Koya

Para finalizar, os dejo más fotos tomadas durante la floración del cerezo esta año y una lista de los Hanami que he disfruté en años anteriores:
Hanami 2014, en Fukuoka.
Hanami 2013, en Tokyo.
Hanami 2012, en diferentes puntos de Japón
Hanami 2011, en Kyoto
Hanami 2010, en Nagoya
Hanami 2008, en el que hice un breve vídeo en Kyoto.
Hanami 2007, en Uji
Hanami 2006, en Nara y Arashiyama.

Takayama Bridge

Sakura at Nara Todaiji
Cerezo frente al Todaji de Nara

DSC_8079

Si quieres ver el Hanami en vivo el año que viene pulsa aquí.

Aprendiendo a blogstagramear

11281941_1606865199577083_502422689_n

Hoy hace un día soleado en Kyoto y, aunque no hace demasiado calor, se nota ya la humedad previa el verano. Me he metido a almorzar a un tailandés. Aunque me encanta la comida japonesa, echo de menos el sudeste asiático y, esto me sirve para acercarme a él. Mientras esperaba la comida se me ha ocurrido algo. Y ahora que ya tengo lo que pedí frente a mí, voy a llevarlo a cabo.

Hacía mucho que no actualizaba el blog. Siempre pongo la excusa de que no tengo tiempo pero, por otro lado, siempre he sido de los que piensa que quien quiere hacer algo busca los medios así que, voy a empezar a blogstagramear (no se si existe el palabro pero me gusta). Es decir, voy a empezar a hacer entradas cortas desde instagram, de esta forma, luego solo tengo que agregar los links en wordpress y publicar. No será para todos los post pero creo que si podría ser útil para dar datos puntuales o compartir pequeñas reflexiones.

Espero que os guste la idea.

El paseo del filósofo de Kyoto

Philosophers Walk - Kyoto (iPhone4)

De nuevo, perdonad que tarde tanto en actualizar pero es que no paro, acabo de aterrizar de un viaje “relámpago” de negocios a Hong Kong y voy a aprovechar que estamos en plena primavera para hablar de uno de los rincones de Kyoto que más bellos están en esta época, aunque, a decir verdad, toda la ciudad está preciosa. Se trata del paseo del filósofo de Kyoto, un camino de unos dos kilómetros que bordea un canal que discurre entre cerezos, templos, santuarios y tiendas de recuerdos, dulces y artesanía.

哲学の道

El camino recibe su nombre en referencia a Kitarō Nishida, un célebre profesor de filosofía del siglo pasado que recorría este camino para inspirarse y meditar (su tumba puede visitarse en Kamakura). El camino comienza cerca del pabellón de plata, y acaba en el templo Eikando Zenrin-ji, aunque dicen que el filósofo continuaba su paseo hasta en el Nanzenji. Hacer este paseo es una delicia en cualquier época del año, pero las primeras semanas de Abril es sencillamente impresionante:


Este es el adelanto que di
el año pasado en Instagram

Estas semanas es cuando florece el cerezo y el camino deja de ser filosofía para convertirse en poesía. Y cuando los flore caen y bailan con el viento durante el sakura fubuki, el agua del canal se esconde tras el blanco de los pétalos que lo navegan, como si la propia naturaleza les dejara despedirse hasta el año siguiente de todo aquel que se pare a observarlos.

Río de pétalos de cerezo (iPhone4)

Si quieres viajar conmigo a Kyoto pulsa aquí.

Volver a la carga

Selfie at Rotemburo (iPhone 5)

Perdonad mi ausencia en el blog, pero desde que volví a Japón (hace algo más de un mes) no he parado. Primero tuve que regularizar mi situación en el país y ultimar los papeleos de mi visado de negocios, así como cerrar los últimos detalles para poner a funcionar mi proyecto “Viajar por Asia“, que ya está en pleno funcionamiento. Después empecé a trabajar y he estado viajando por diferentes puntos del país, por supuesto, sin tiempo material para actualizar hasta ahora que he tenido unos días libres antes de volver a la carga mañana.

Back in Japan

Aprovechando estos días libres, me fui el fin de semana pasado a Atami, en la provincia de Shizuoka, una ciudad costera a unos 100Kms al sur de Tokyo, también conocida por sus onsen y rotemburo, de hecho la fotografía que encabeza este post la tomé durante mi estancia allí. Además, alguno de los cerezos (sakura) de esta ciudad que estaban en lugares cercanos al mar pero protegidos del viento ya habían florecido y estaban así de impresionantes:

Sakura at Atami

Uno de los proyectos en los que he estado implicado este mes de Febrero es el de hacer de guía y traductor del equipo del restaurante japonés Osushi de Vigo, que es uno de los restaurantes de sushi más reconocidos de España. El viaje, como podéis imaginar fue principalmente gastronómico, así que, iré contando anécdotas en próximos artículos. De momento, os dejo con esta foto de nuestra visita a un pequeño negocio familiar en la prefectura de Okayama donde fabrican diferentes productos derivados de la fermentación del arroz y la soja y donde pudimos aprender más sobre la elaboración artesanal de este tipo de productos. Aquí os dejo con su página web.

名刀味噌本舗

Creo que con este breve artículo ya os he puesto un poco al día de cómo va mi vida. Aún me quedan muchas cosas que contar del año pasado y este año también vendrá cargado de viajes, así que, intentaré ir sacando los huecos que tenga para manteneos al tanto. Mientras tanto, podéis ir siguiendo mis peripecias en mi Twitter, quién sabe… quizá entre trenes y aviones os sorprenda con una bonita estampa…

Fuji

Jōruri-ji (浄瑠璃寺)

Jōruri-ji

Hoy me gustaría seguir hablando de los templos que descubrí durante la ruta de senderismo que hice por el valle del río Kizu, en la frontera entre las prefecturas de Nara y Kyoto, un emplazamiento privilegiado al que los turistas no llegan y que permiten que viajes en el tiempo hasta regresar a los principios de la era feudal japonesa. Esta ruta, me llevo inicialmente me llevó al templo Gansen-ji (岩船寺), del cual ya os hablé en este post. Pues bien, a apenas 1,5Kms encontramos este otro que hoy nos ocupa: el Jōruri-ji (浄瑠璃寺).

浄瑠璃寺

Este templo es uno de los pocos de la rama budista “Tierra Pura” que sobreviven y aún conservan su jardín desde principios del período Heian aunque si bien es cierto que ha tenido varias restauraciones a lo largo de la historia, siendo la última la de 1976, en la que se hizo un gran trabajo de recuperación del jardín. En el interior del edificio principal (sobre estas líneas) reposan estas 9 imágenes del buda Amitābha que representan las 9 etapas del nirvana:

Amida Nyorai

Estas permanecen en el lado oeste del lago, que representa el paraíso. El estanque, en el centro, representa la frontera entre el mundo de los vivos y de los muertos, por eso, en el otro lado encontramos una pagoda que, en su interior, tiene una imagen de un buda curativo: Yakushi Nyorai, muy necesario en el mundo de los vivos, pero que carecería de mucho sentido en el de los muertos. Esta orientación con un estanque en medio es muy típica de los jardines de esta rama del budismo.

Jōruri-ji Pagoda

Inicialmente, el templo era solo el edificio principal, que fue construido en el 1107 de nuestra era en una localización que no se conoce con exactitud, lo que si se sabe es que fue trasladado a su ubicación actual en 1157. La pagoda se trajo desde Kyoto, poco después, en 1178 para albergar la imagen que traería el equilibrio espiritual al “cosmos” que, en definitiva, es lo que quieren representar este tipo de jardines.

Jōruri-ji Hondō

Para acceder a este templo, podéis andar desde el Gansen-ji (岩船寺) o, si queréis venir aquí directamente, ir en tren hasta la estación de Kamo de la línea JR, salir por la salida este (東口) y tomar un autobús comunitario de la línea 10 o directamente tomar el autobús expreso 112 desde la estación de Nara (ya sea la de JR o o la de la línea privada Kintetsu). La entrada al templo cuesta 300yenes por persona (haz clic sobre la cantidad para ver el cambio en Euros)