Parque de los monos de Jigokudani (地獄谷野猿公苑)

Parque de los monos de Jigokudani

Hace un mes, aprovechando que el invierno japonés estaba en su punto más álgido, me hice una escapada a Nagano, concretamente al Parque de los monos de Jigokudani (地獄谷野猿公苑), conocido por las aguas termales que normalmente están ocupadas por monos de cara roja bañándose en ellas, todo un espectáculo natural.

Parque de los monos de Jigokudani

Para llegar hasta allí, tendremos que ir de Nagano a Yudanaka, ya sea por carretera o ferrocarril (mediante el Nagano Dentetsu). Una vez allí, podremos tomar un autobús que nos lleve hasta la base del monte y tras caminar unos 25 minutos por el sendero de la ladera, llegaremos al parque de los monos (explico más detalladamente la forma de ir aquí). Lo mejor es ir a primera hora, cuando menos gente hay, además, así podremos ver cómo os monos bajan juntos al parque casi en fila. ¡Es espectacular!

DSC_8434

Para animarlos a bajar desde las montañas al parque, echan semillas en la superficie nevada del parque, y los avisan con silbatos. Parece que los monos están comiendo nieve, pero no pasarán frío : tras su opíparo desayuno se relajarán en el agua termal calentita, como si de un humano se tratara. 😉

DSC_8492

La verdad es que es curioso, verles, como las madres cuidan de los hijos, como se purgan entre ellos, juegan y, a veces, se pelean (según nos explicaron, normalmente, por temas de jerarquías o rencillas entre clanes). La verdad es que las fotografías hablan por si solas de las expresiones de los simios. Algunos hasta se quedaban dormidos en el placentero calor del agua que contrastaba con las temperaturas bajo cero que hay en el exterior. Verlos en vivo no tiene desperdicio, si los queréis ver en acción, podéis ver el vídeo que subí en este post

DSC_8599

Si queréis, podéis ver más fotografías en este álbum de mi flickr.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *