Undécimo AniBLOGsario

Undécimo AniBLOGsario

Hoy se cumplen 11 años desde que abrí este blog y me gustaría hacer una breve entrada a hablando del blog y del momento que estoy viviendo actualmente. Lo primero, sería confesar que me parece mentira que ya hayamos llegado al undécimo AniBLOGsario de esta bitácora.

Cuando lo empecé con este post solo quería tener un medio para que mis familiares y amigos supieran de mis aventuras y pudieran ver todo lo que yo veo (y cómo lo vivía). Sin darme cuenta, poco a poco, por esta ventanita que abrí al mundo, empezó a mirar más y más gente, que se convertía en partícipe de mis aventuras y/o aprovechaba las experiencias que yo iba compartiendo para venir a Japón a crear la suya propia.

Todo surgía de una manera espontánea, sin buscar nada a cambio y durante los primeros años, gracias al blog, conocí a gente muy interesante, muchos de ellos se han convertido en grandes amigos a los que les debo mucho.

露天風呂
Un precioso Rotemburo en la Isla Sado

Poco a poco el entorno de los blogs personales se hacía más y más “artificial” y con el paso de los años decidí volver a mis orígenes y, aunque apenas puedo actualizar el blog por falta de tiempo, este rincón vuelve a ser algo mío, casi íntimo.

Respecto a mi vida profesional, la empresa que fundé en Tokyo: Viajar Por Asia, crece demasiado rápido. Ya somos un equipo de media docena de personas y cada vez nos abrimos a más destinos. Trabajar para que todo este proyecto salga bien es en lo que invierto casi todas mis horas, aunque espero algún día retomar Japoneando, que es mi espinita clavada ya desde hace algunos años.

A nivel personal me encuentro mejor que nunca: los años de lucha y esfuerzo dan cada vez más fruto y he encontrado en mi trabajo un proyecto que me llena y me apasiona. Además me acompaña en el mismo gente magnífica y me siento muy afortunado.

Isla de Samal
En un jacuzzi en la isla de Samal, en Filipinas

Para finalizar, solo me queda agradeceros a todos (los que me leéis por primera vez y los que lleváis 11 años aguantándome) vuestro apoyo, que quizá no se vea, pero se siente, y es lo que mantiene este blog vivo. ¡GRACIAS! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *