Ahora mismo lees el archivo de

República Dominicana

Una de playas dominicanas

DSC_1060

Era de noche, y la temperatura era suave, pero la humedad me hacía sudar, tomé un poco más de ron del vaso… el frescor del hielo al rozar con mis labios me alivió momentáneamente… apuré hasta la última gota. Volví a dejar el vaso sobre la mesa y caminé hacia la playa, mis pies, al hundirse en la arena empapada sintieron una reconfortante sensación…

DSC_1035

La música cambió, empezó a sonar una bachata, la fiesta enloqueció, solo estaba unos metros a mi espalda, pero por un momento yo me había sentido a solas con el mar. Era la Bachata en Fukuoka, un ritmo latino que hablaba de un beso con aroma nipón… no podía perderme esta canción…así que volví corriendo a bailar…

Gateway to the sea

Hoy, como cada miércoles, me toca hablaros de mis aventuras fuera de Japón y, como ya ha comenzado el frío, me estaba acordando de que justo hace dos años por estas fechas, me encontraba dando mi primera vuelta al mundo express, que me llevaría, entre otros destinos, a República Dominicana, un lugar del que aún puedo sentir esa brisa cálida y el sabor a esas noche con sabor a ron.

DSC_1029

Como todos sabemos una de las cosas que más nos atraen de este país y del Caribe en general, además de la calidez de su gente y el más que asequible precio del ron… es, sin duda, su costa y sus playas, así que hoy os traigo una de playas dominicanas, para que os trasladéis conmigo a la bella Quisqueya… un lugar paradisiaco. ¿Hace un bañito? ;)

DSC_1085

<< MÁS FOTOS

Quisqueya, la bella ( 美しきキスケヤ )

Samana Sunset

Quisqueya es el nombre que tenía la Isla de La Española, antes de que los españoles llegáramos allí. Administrativamente, esta isla la comparten la República de Haití y la República Dominicana que ocupa la mayor parte de la isla y que es el lugar que tuve la suerte de visitar gracias a Bitácoras y su Concurso de Ron Brugal y Spotify.

Omega

La mayoría de las veces, venir a este país está visto como alojarse en un complejo hotelero donde tienes cubiertas todas tus necesidades, bebida y comida gratis, y la posibilidad de hacer excursiones organizadas puntuales. Lo cual, es un estilo de viaje genial para relajarse y no preocuparse de nada, pero a mi el segundo día me aburriría, así que desde aquí he de agradecer que, aún siendo un viaje organizado, se alejara un poco del tópico y hayamos podido tener un viaje con más sabor dominicano (y con ritmo de merengue, otra cosa, no.. pero merengue…).

Cafetería Jessica

Sé que antes de venir al Caribe (era mi primera vez en venir a esta zona del globo) ya tienes una idea de cómo es, de sus playas, de sus noches y de sus amaneceres (por lo que te han bombardeado en medios de comunicación). Pero estar aquí es distinto sobretodo si eres capaz de vivirlo de cerca junto a la gente de esta tierra… Ya os iré contando cosas… de momento, os dejo algunas fotografías :

Inmensidad blanquiazul

Mar Madera!

<< MÁS FOTOS