Ahora mismo lees el archivo de

Tianjin

Año nuevo chino en Tianjin(天津で旧正月)

Calle comercial

Aunque son los miércoles los días que hablo de mis aventuras fuera de Japón y hoy es jueves, voy a hacer una excepción por ser el año nuevo chino, y es que la primera vez que viví uno en China, no fue ni en Macao, ni en Beijing, ni en Guangzhou, si no que disfruté del año nuevo chino en Tianjin. Una encantadora ciudad del tamaño de Madrid a 111Kms al sureste de la capital china a la que se puede acceder fácilmente en tren rápido.

Calle comercial en TianJin

Ya escribí sobre ella en esta entrada, pero luego no volví a hablar porque apenas estuve 24 horas en ella, pero la noche que estuve me encantó, fue en el momento mas álgido del fín de año lunar y las calles del casco antiguo estaban preciosas, iluminadas con farolillos rojos y figuras luminosas con la forma del animal de aquel año: el Buey (o la vaca).

Chinese New Year

A pesar del frío la gente salió a disfrutar de estas fechas, equiparables a nuestras navidades por el ambiente familiar y festivo, aunque las costumbres y el simbolismo es totalmente diferente, algún día hablaré más detenidamente de las tradiciones chinas para esta época. Las calles estaban llenas y en pasos estrechos se andaba con dificultad, en las zonas más masificadas policía y voluntarios organizaban a la gente, pero yo lo recuerdo con mucho encanto, seguramente si hubiera ido con otra persona o con un grupo hubiéramos tenido que estar pendientes unos de otros entre tanta gente.

Luz en tu rostro

Entré en una casa de té del barrio antiguo, me senté cerca de uno de los ventanucos, hacía frío y nadie quería sentarse allí, a mi bastaba el té de jazmín y ese calor que sientes cuando estás disfrutando al máximo de un viaje para estar reconfortado. Observé durante minutos el entorno y la multitud desde fuera, alguien me saludó con algo parecido a un “Hello”, a un par de chicos de más o menos mi edad que iban a salir del establecimiento les hacía gracia ver a un extranjero allí tomando té e intentaron hablar conmigo, pero la comunicación fue imposible y nos limitamos a saludarnos con el brazo. Volví a mirar por la ventana, esta vez para echar una foto, y salí del establecimiento.

La plaza estaba abarrotá

Volví por una calle paralela, un poco más despejada de gente, quizá por que muchos se amontonaban a los lados atraídos por los olores de las comidas que allí se preparaban. Destacaba una mesa con golosinas del lugar, que era la prolongación de una tienda dónde se fabricaban artesanalmente. Estaba lleno de chiquillos que elegían unidades de diferentes sabores hablando unos sobre otros… probé por curiosidad unos pocos, ya que era bastante barato y resultaron ser demasiado dulces, así que no logré acabarmelos.

Mirando los dulces

Ya casi salía de la galería comercial cuando la gente empezó a señalar al cielo, decenas de globos rojos ya volaban iluminando como pequeñas estrellas la noche. Justo a la salida veo que la gente sigue lanzando los globos de papel de color rojo o anaranjado, iluminados por la misma llama que los hace volar. Esto es propio las últimas celebraciones del año nuevo chino y representa un sol que emerge nuevo como la nueva etapa vital que llega con la primavera.

Deseos al cielo

Durante unos minutos, la gente aún sigue lanzando “soles” al cielo, cuando acaban, me percato de que ya hay mucha menos gente en las calles. La multitud comienza a disolverse y una chica que está con su pareja me hace un esto con las manos emulando una cámara y señalando a los últimos farolillos que aún toman altura en el cielo… mientras sonríe, me hace entender que si he hecho muchas fotos de los mismos, asiento con la cabeza y se las muestro a ambos, me dan las gracias en inglés y me hablan en chino chapurreando les digo que no entiendo que no sé mandarín (y me vuelvo a jurar a mí mismo que algún día lo hablaré). Les hago una leve reverencia con el cuello y sonriendo yo también me despido.

Guardia simpático

Así que, de nuevo volví a la galería, esta vez para dejarme seducir por uno de esos muchos olores, y decidir un lugar donde cenar acompañado de una cerveza china y del que se quiera sentar cerca mía…


¡¡ FELIZ AÑO NUEVO CHINO A TODOS !!

Descubriendo Tianjin (天津を探検する)

Simetría

Ya sabéis que los miércoles es el día para hablar de mis viajes fuera de Japón, y que, últimamente, he estabo haciendo una serie de entradas muy resumidas sobre mis recomendaciones en las ciudades por las que pase en mi gira para el lanzamiento de eDreamsTV. Pues bien hoy le toca el turno a Tianjin, una ciudad a unos 200Kms al sureste de la capital, a la que se puede llegar fácilmente mediante un tren rápido desde la estación sur de Beijing y donde tuve la posibilidad de vivir el último día del año nuevo chino (lo podéis ver en el vídeo).

Budas descabezados

- Para alojaros, el Hotel MingJia es una buena elección está junto a la estación y tiene buena relación calidad-precio.

- Para pasear, os recomiendo la calle comercial Bin Jiang Dao, una de las zonas más vivas de la ciudad.

- Para cenar, podéis daros una pausa de tanto comida china y elegir entre menús de comida oriental u occidental en el UBC Coffee del lugar.

Calle

>> Más FOTOS de Tianjin.

>> Más VíDEOS de Tianjin