Ahora mismo lees el archivo de

Gastronomia

Cena en las alturas de Osaka

Bluebird Umeda

Durante mi época de estudiante, la estación de Osaka (en el distrito de Umeda) estuvo en obras, discretas y poco ruidosas, pero obras… La estación se estuvo restaurando y remodelando y, después de años de presumir que me oriento en este lugar mejor que muchos osakeños, me dí cuenta que, tras la obras, había crecido tanto que vuelvo a ir con cuidado para no perderme por el laberinto de líneas, centros comerciales y subterráneos que la componen.

梅田阪急ビルオフィスタワー
Así luce el piso 15 del edificio de oficinas de Hankyu en Umeda

El caso, es que ahora, siempre que piso mi querida Osaka (que, por razones laborales, cada vez es menos) voy a la estación a perderme (o quizá sea a encontrarme) y aprovecho para dejarme llevar y descubrir nuevos rincones, bares y restaurantes. La última vez, fue una amiga la que me dijo que su pareja le había descubierto un lugar que seguro que me encantaría, y me invitó a cenar allí. Se trata del restaurante Bluebird de Umeda (梅田ブルーバード).

Cutlery and views

Mi amiga me conoce bien y sabe que me gustas las buenas vistas, las alturas y la buena comida, así que acertó de lleno. Tomamos un menú degustación bastante completo que estaba muy bueno, que nos costó 3990yenes por persona (bebidas no incluidas) . No obstante, hay menús más baratos, sobre todo al mediodía, que los tienen desde 980yenes. Aquí podéis ver algunas fotografías de la cena:

Meat

Antes de acabar quería aclarar que, aunque quizá lo pueda parecer, esto NO es un post patrocinado ni nada similar, simplemente me gustó este restaurante y como es relativamente nuevo, quería darlo a conocer, por si un día venís a Osaka y os queréis dar un homenaje. Eso sí, para conseguir una mesa junta a la ventana como la que veis en estas imágenes, os recomendaría llamar con cierta antelación. Y ahora sí, me despido: ¡FELIZ FIN DE SEMANA!

Salad and Sangria
Yo, pedí una sangría para no perder las buenas costumbres. ;)

Dessert
Ojito, a los postres… deliciosos y bien presentados.

Carne de Caballo (馬肉料理)

新三よし

Hace poco estuve visitando la ciudad de Matsumoto, en la prefectura de Nagano. Ya sabéis que cuando viajo, una de las cosas que más me gusta es probar lo más típico de la gastronomía del lugar y, en este caso, nos recomendaron la carne de caballo. Como nos alojábamos cerca de la estación, preguntamos si había algún buen restaurante cerca donde comerla, y nos recomendaron uno de los mejores restaurantes especializados de la ciudad. Aquí tenéis su ubicación en GMaps.

馬肉料理

Decidimos pedir platos diversos para compartir y probar un poco de todo y acompañarlo de unas buenas cervezas de barril. A pesar de ser un restaurante especializado y bastante popular, el precio no era desorbitado, pagamos unos 4000yenes cada uno (pulsad sobre la cantidad para ver el cambio en Euros), una cantidad que te puedes gastar en cualquier cena en un izakaya de Tokyo. Aquí abajo os dejo una fotografía más cercana de uno de los platos que más me gustó:

馬ユッケ

Se trata del Yukke, que es carne cruda condimentada con salsas y especias (un plato de influencia coreana), hasta ahora lo había probado de ternera, pero la de caballo me resultó más apetitosa. Otro de los platos que destacaría es una especie de katsu con carne de caballo muy poco hecha, es decir, como un ton-katsu, pero en vez de “ton” (豚 que significa cerdo), sería umaniku-katsu (馬肉カツ), aunque no se si este es realmente el nombre “oficial” del plato.

Horse Meat

El caso es que estaba todo buenísimo como hacía ya un par de meses que no publicaba ninguno de mis artículos gastronómicos, me apetecía compartir esta experiencia con vosotros.:)

¡¡ Feliz comienzo de semana a todos !!

Shabu-shabu (しゃぶしゃぶ)

しゃぶしゃぶ

Como hace mucho tiempo que no escribía un post gastronómico hoy he decidido volver a la carga y hablar del Shabu-shabu (しゃぶしゃぶ), una comida japonesa derivada del Huoguo chino y que yo tengo muy asociado a encuentros con amigos y muy buenos ratos bañados en cerveza.

Shabu Shabu vegetables
Setas, verduras tofu y fideos harusame.

El plato consiste en una salsa (o varias) que se dejan hervir mientras los comensales les van agregando ingredientes al gusto, normalmente setas, verduras, tofu o fideos de diferentes tipos un claro ejemplo de lo que serían los ingredientes más típicos lo tenéis en la fotografía sobre estas líneas. En la de abajo estamos añadiendo ebitsumire (pasta de gambas) para dar más sabor a la sopa.

DSC_3058

No obstante, el ingrediente principal del plato es la carne, que suele ser de buey o ternera, pero muchas veces (dependiendo de regiones y costumbres) se puede usar cerdo o pollo. Sea lo que sea, se sirve crudo y cortado en lonchas muy finas. Curiosamente, el nombre de shabu-shabu viene de la onomatopeya japonesa de la carne al moverse en el caldo hirviendo y se registró como nombre comercial en 1955 en Osaka.

¡Carnaza!

De esta manera cada uno elige la pieza que desea y la sumerge en el caldo durante unos segundos hasta que la carne se cueza, después se saca y, antes de comerla, se suele meter en otra salsa que cada uno tiene en un platito, pero he visto en varias ocasiones que gente se la lleva a la boca directamente del caldo, aunque, en mi opinión, si se hace de esta manera la carne tiene menos sabor (y además quema bastante y yo tengo lengua de gato).

Boiling Shabu shabu

Por supuesto, el resto de ingredientes que han ido condimentando el caldo durante la cocción también se comen, alternándolos con la carne, el caldo restante se suele beber como una sopa al final del todo, normalmente acompañado de arroz o fideos. Para finalizar, os dejo una imagen de cómo queda la carne cruda después de haber sido sumergida unos pocos segundos:

Carne cruda y carne cocinada

Kushikatsu (串カツ)

串カツ
Pinchos de rencon, ajo y queso: mis favoritos.

Hoy voy a hablar de una comida que me gusta mucho y que, aunque se puede comer en distintos lugares de Japón, tiene su origen en una de las capitales gastronómicas del país: Osaka. Se trata del Kushikatsu (串カツ), un plato sabroso e informal que consiste en distintos tipos de verduras, carne, queso (e incluso marisco)… rebozados y fritos ensartados en un palillo de bambú o madera como si de una brocheta se tratase.

Ebisu and KushikatsuEl Dios Ebisu, con un Kushikatsu en vez de su habitual pescado

Aunque se puede comer solo, se suele servir con una salsa (que comparten varios comensales desde un recipiente de metal más o menos grande) y unas hojas de col (esto se ve mucho mejor en la fotografía inferior). La regla de oro para comer kushikatsu es que cada pincho solo se puede sumergir una vez en la salsa y, en caso de que necesitemos más, usaremos las hojas de col para vertirla sobre la comida. Es un plato buenísimo, genial para ir en plan de tapeo en compañía de amigos y una buena cerveza. El lugar ideal para comerlo es la zona del Shinsekai, en los alrededores del Tsutenkaku en Osaka.

Kushikatsu

Gastronomía japonesa para principiantes

Relax Time (Asahi Premium)Disfrutando de un Bentou en uno de mis viajes en Shinkansen.

Últimamente, mucha gente que está preparando sus vacaciones de verano me escribe (sobre todo a raíz de lo de las guías en español por Japón) y algunos me han comentado que les de consejos gastronómicos para aprovechar su estancia en el país del sol naciente al máximo. Entiendo que, al igual de que de España, en el extranjero, solo se conoce la paella, la tortilla y los ibéricos, a Japón, hay muchas veces que solo se le asocia con el pescado (mayoritariamente crudo). Así que me he animado a hacer este artículo que he decidido titula: gastronomía japonesa para principiantes (y además dejaré el pescado para el final) ;)

Japanese Ebi noodles

Una comida que me resulta económica y deliciosa, son los fideos, ya os hablé de los principales tipos de fideos japoneses, mi favorito es el ramen acompañado de unas buenas gyoza, aunque los fideos fritos, concretamente la yakisoba, también me gusta mucho. También hay variedades que dependen de la región como es el caso de la Okinawa Soba o, en lugares populares por su té, por ejemplo, Uji, la variedad Cha-Soba, que son fideos de té verde. Aquí os dejo un vídeo que seguro que os abrirá el apetito: ;)

Otra de las grandes opciones que te ofrece Japón es la gran variedad de comidas basadas en soja (véase más en detalle clicando sobre el link). Aunque la cuna de las gastronomía de la soja es China, personalmente consideraría Japón “La Meca” de este tipo de comida, el poder de adaptación, innovación y creatividad de los japoneses les han llevado a desarrollar gran variedad de platos, desde los más comunes como el Nattō o el Tofu hasta auténticas delicatessen, como algunos tipos de Yuba, pasando por la salsa de soja, el miso y un largo etcétera.

DSC_1626

Si venís a Japón otra cosa que no os podéis perder es el Okonomiyaki, del cual hay dos tipos principales, el estilo de Hiroshima y el de Kansai. La diferencia principal entre uno y otro es que en el primer estilo los ingredientes y la masa se cocinan por separado y es muy comun agregar fideos al conjunto (una variedad llamada Modan-yaki), mientras que en segundo estilo se hace todo junto desde el principio. Consiste en una masa a la que se le agregan los ingredientes deseados (como si fuera una pizza a la japonesa pero salvando las grandes diferencias), de ahí su nombre: “Okonomi” (que significa lo que a uno le guste) + Yaki(a la plancha).

Okonomiyaki

Con ese mismo término (“yaki”) se identifican también una gran variedad de comida a la plancha, conocida en general como teppanyaki pero que engloba muchos platillos como el Yakimeshi (arroz frito). Ahora que menciono el arroz, supongo que no hará falta decir que en Japón, este ingrediente es básico, ya sea solo (como acompañante de otros platos principales), con salsas (como el Kare-raisu, arroz con salsa de curry) o como base de otros platos más elaborados, ya sean tradicionales como el unadon (haciendo clic sobre el link veréis un vídeo donde hablo de ello) o el oyakodon (como véis, el sufijo -don en la comida indica base de arroz) o modernos como el “Omuraisu” (en la fotografía):

Omuraisu

Dentro de la comida nipona también encontramos los rebozados, los más conocidos, sin duda, la tempura (la más común de verduras y mariscos) y el karaage (que normalmente es pollo, rebozado y frito), pero mi rebozado favorito es el tonkatsu, ya que a mí me encanta la carne. Y ya que mencionamos la carne recordar que también hay gran variedad, la tenemos de todo tipo desde cruda (como el Yukke) hasta bien hecha, como es el caso del Yakiniku (curiosamente estos platos que he nombrado son una adaptación japonesa de los originales de Corea del sur, un buen barrio para comerlos es el barrio coreano de Osaka). También me gusta mucho el Yakitori, que son brochetas de ave (incluyendo diferentes partes como la piel tostada o las vísceras) que se comen con una salsa o simplemente con sal y el Kushikatsu, que vienen también en formato “pincho” pero puede ser cualquier tipo de carne o verdura rebozada.

Yukke
Ya os dí un adelanto de esta foto en instagram

Eso sí, la carne japonesa más famosa es la de vacuno de Kobe, que, digan lo que digan, (aunque hay restaurantes que la ofrecen en otras ciudades), la que se come en el propio Kobe no tiene comparación.

Para probar diferentes tipos de platos o comer comida menos tradicional y más diversa lo ideal es ir un izakaya, la típica taberna japonesa, comenzar picando con unas eda-mame, y luego elegir los que más os guste del menú, en estos sitios suelen tener de todo:

En el Izakaya

Aunque si lo que buscáis es un breve aperitivo informal para picar, podéis comprar onigiri, o algún “Man” (los hay de diferentes rellenos), o unas bolitas de takoyaki (sobretodo si estáis en los alrededores de Osaka). Si sois más de dulce, en Japón encontraréis muchos tipos, aunque mis favoritos son los taiyaki y el mochi.

Al rico Takoyaki !
Takoyaki, un aperitivo delicioso

Y, como lo prometido es deuda, al final hablo del pescado (en japonés: sakana), que es lo más famoso de Japón, especialmente cuando hablamos de comerlo crudo: el sushi y el sashimi. Si queréis probarlo bien bueno os recomiendo desayunarlo en los restaurantes de los alrededores del mercado del pescado de Tsukiji en Tokyo tras asistir a la subasta del atún. No obstante, en Japón, el pescado no solo se come crudo, en todo el archipiélago hay cientos de formas diferentes de prepararlo y no voy a enumerarlas, pero ya os adelanto que el yakisakana (el pescado asado o a la plancha) es de mis favoritas.

Al rico pescaíto

Lujo y gastronomía en Hong Kong

The Mandarin Barber entrance

Hoy seguiré hablando de mis aventuras viajeras fuera de Japón, continuando con mi fin de semana de lujo en Hong Kong, al que fui invitado como blogger de viajes por el Hotel Mandarín Oriental. La fotografía que encabeza el post es la entrada a “The Mandarin Barber” una barbería que mantiene el ambiente clásico con todas las comodidades. Por ejemplo, bajo estas líneas podéis ver un espacio privado de la barbería (con su televisión, conexión Wifi, etc):

Privado en la barbería

También tienen salas para hacer la delicada pedicura Shanghainesa (véase la imagen bajo este párrafo), que es una antigua costumbre china de la que apenas quedan maestros y consiste en realizar la pedicura con afiladas cuchillas, yo me hubiera animado a probarla si no fuera que hay que pedir cita con bastante antelación ya que es un servicio bastante solicitado. De haberlo sabido hubiera reservado. Cuesta unos 60Euros al cambio por una sesión de 55 minutos .

Shanghainese pedicure

También tienen peluquería y salón de belleza de estilo moderno, pero por no hablar más de pies y pelos, pasaré a hablar de otros de los puntos fuertes del hotel: el gimnasio y, sobre todo, el Mandarin SPA. Aunque no pude hacer fotos en su interior he de decir que es de los mejores que he visto. De nuevo, por no haber pedido cita no disfruté de ningún tratamiento.

Mandarin Spa reception.
La recepción del Mandarin Spa, está ambientada en la China del siglo pasado.

Y, ahora, vamos a la parte que más me gusta a mí: la gastronomía. Comenzaré por lo más dulce: los pasteles, bombones y mermeladas hechas artesanalmente de la pastelería de la primera planta, un lugar que mucha gente en Hong Kong ya conoce, ya que es común pasarse por allí a tomar un café y disfrutar de un pastel durante el fin de semana. El pastelero, realmente es un artista, tenían expuestos pasteles de todas las formas y colores que os podáis imaginar:

Edible rubies The Mandarin Cake Shop Rose Petal Jam
Sí, lo que véis en estas tres fotos de arriba es comestible. ;)

Como soy un amante de la comida asiática, de los varios y variados restaurantes que tiene el hotel, elegí para comer el Man Wah, en la planta 25, un restaurante de comida china tradicional con un toque de autor que lo convierte en una delicia. Comenzamos con unos Dim Sum variados, seguidos de langosta frita con huevo y mousse de vieira, y de platos fuertes: Arroz estofado con setas y Matsutake (un hongo similar al champiñón pero de mucho más valor) y solomillo de cerdo al Wok con vinagre de Chinkiang, frutos secos y peras al licor de Kuei Hua. Tenéis estos dos últimos platos en esta foto:

Man Wah Restaurant (25th floor)

Los postres, también realmente deliciosos, sobre todo la tartaleta de huevo al estilo de Macau. Como véis toda una experiencia gastronómica, aunque si lo que os apetece es tomar algo más informal, podéis ir a cualquiera de los bares y tabernas de diferentes estilos que hay en el hotel. Este por ejemplo está también en la planta 25 y tiene unas vistas fabulosas, se llama M Bar:

The M bar

Para despedir esta entrada y, con ella, la crónica de este inolvidable fin de semana, os hablaré del desayuno, en el que tendemos un extenso buffet con todo tipo de comida y fruta fresca, eso sí el zumo recién exprimido y el café recién hecho (del mejor café que he tomado en Asia). La bollería también es fresca, me encantaron los donuts, no obstante mi plato fuerte fue más bien salado: salmón, encurtidos, bacon y sopa de miso:

My breakfast

¿Qué os ha parecido la crónica de mi finde de lujo y gastronomía en Hong Kong?