Ahora mismo lees el archivo de

Japón

Trenes entre los cerezos de Kyoto

Trenes entre los cerezos de Kyoto

Ya os he hablado en múltiples ocasiones de la belleza del cerezo japonés, el sakura, durante las primeras semanas de Abril,de hecho, en breve espero poder hablaros del Hanami de este año. pero hoy, os vengo a hablar de no solo de la belleza de estos árboles, si no de un lugar muy curioso, al que ya fui hace muchos años y al que la gente va a ver y fotografiar los trenes entre los cerezos de Kyoto: la línea Kitano de la red ferroviaria Randen.

Trenes entre cerezos

Randen(嵐電)son unas serie de pequeñas líneas ferroviarias pertenecientes a la empresa Keifuku y que operan mayoritariamente en Arashiyama, de ahí su nombre: RAN (嵐, primer kanji la palabra Arashiyama: 嵐山) y DEN (電, kanji que significa electricidad, pero que en este caso es la abreviatura de Densha Kidō – 電車軌道 – que significa línea ferroviaria ligera), de hecho, esta línea se llamaba originalmente Arashiyama Densha Kidō (嵐山電車軌道).

Randen Line
Foto tomada desde la cabina del tren

Como véis en la foto sobre estas líneas, tomar esta línea en las fechas en las que el cerezo está florecido es una auténtica gozada, ya que es como si estuvieras pasando en un túnel de sakura, para después bajar y hacer fotos desde la otra perspectiva: desde abajo, para deleitarnos con escenas como las que acompañan este artículo de los trenes pasando entre los cerezos, participando así en el festival de colores que ya de por sí, nos ofrece la mágica primavera de Kyoto.

Trenes entre cerezos

El lugar donde tomé estas fotografías está geolocalizado en mi instagram, y más abajo tenéis el punto exacto en GMaps. Para llegar hasta este punto se puede ir en autobús desde diferentes puntos de Kyoto, pero yo recomiendo ir hasta la estación de Uzumasa de JR (tomando desde Kyoto el mismo tren que el que va Arashiyama) y transbordar allí a la línea Kitano de Randen para disfrutar del túnel de cerezos desde el tren antes de hacer fotos desde abajo (esto es lo que yo hice). Incluso se puede ir paseando desde la estación de Uzumasa (que también es la estación donde nos bajaríamos para ir a Eiga mura, ya que son unos 15 minutos andando y el paseo por esas calles es bastante agradable.

Espero que os haya gustado este post (y las fotografías) y recordad que, si queréis descubrir Japón de una forma única puedes viajar a Japón o contratar tu visita guiada en español con nosotros.

Trenes entre cerezos

Wanko Soba (わんこそば)

Wanko Soba

La fotografía que encabeza este artículo, no es, ni más ni menos, que un certificado que recibí por haber ingerido 132 cuencos de Wanko Soba (わんこそば). Quizá así dicho no tenga mucho significado para vosotros, pero creedme que el descubrir este plato fue toda una experiencia, pero creo que lo mejor es que os ponga en situación.

Aún me quedan muchas aventuras por relatar de aquel viaje que hice con mis amigos de Molaviajar y Minube en el que recorrimos los mejores festivales de Tohoku gracias a Turismo de Japón, y esta, es una de esas anécdotas, que concretamente, sucedió en Morioka, la capital de la prefectura de Iwate, cuando, al llegar, nos comentaron que uno de los platos tradicionales de allí, consistía en comer pequeños cuencos de fideos que te iban sirviendo sin parar hasta que no podías más (de hecho, la palabra “wanko” se refiere a los cuencos en el dialecto local). Este reto sonó como música para nuestros oídos, así que no lo pensamos dos veces y nos fuimos a probarlo.

El cómo continua la historia creo que es mejor que lo veáis vosotros mismos en este vídeo de Molaviajar, por cierto, os recomiendo mucho su canal de Youtube.

Si quieres vivir aventuras como esta
no te pierdas nuestros viajes a Japón.

Shirako (白子)

Shirako

El Shirako (白子), que es lo que podéis ver de aspecto blanquecino en la foto superior, es una delicia culinaria que a los japoneses les encanta. Se puede comer en salsa (como en la imagen), en tempura, en sushi o incluso en sopa. Hasta aquí todo bien… pero si os dijera que, en realidad, estamos hablando de semen del pescado, seguro que ya no os parece tan apetecible. Pero creedme, está bastante bueno, la textura es muy especial y, según los propios nipones, es muy bueno para la salud. Aquí podéis verlo como una tapa más entre las que se piden en un izakaya (taberna japonesa):

Shirako

La palabra shirako, está formada por dos caracteres Shira (白, que significa blanco) y Ko (子, que significa niño) y aunque puede ser de diferentes pescados, normalmente se consume la lecha del pez globo (fugu) o del rape, aunque también he visto la del bacalao. ¿Os animaríais a pedir una tapa de Shirako?

Si quieres descubrir a fondo la gastronomía japonesa
no te pierdas nuestros viajes a Japón.

Kagami biraki (鏡開き)

Kagami biraki

Como ya comenté cuando hablé del Kagamimochi, el 11 de Enero es una fecha que se suele asociar con el Kagami biraki (鏡開き), una ceremonia tradicional japonesa para dar la bienvenida al Año Nuevo en la que, como ofrenda a los dioses, se rompe el kagami mochi y se destapan barriles de sake japonés, que después serán ingeridos por los participantes, que comerán el mochi y beberán el sake para así recibir el beneplácito de las deidades. Aunque la fecha que más se asocia a esta costumbre es el día 11 de Enero, no en todo Japón se celebra en esta fecha, depende mucho de cada región o incluso de cada pueblo, pero siempre se realiza durante el mes de Enero.

Kagami biraki

Tradicionalmente esta ceremonia solo se realizaba en santuarios y capillas sintoístas pero, en muchos casos, se ha perdido parte del valor religioso y se celebra como tradición. De esta forma, es posible que veáis que se realiza este ritual en las casas, en eventos deportivos, en bodas y hasta en discotecas, siempre con el mismo sentido: desear buena fortuna a los que participan en tal evento. Cuando se realiza en familia y se rompe el Kagamimochi que había permanecido en la casa durante el año nuevo, se suele comer bañando los trozos del mochi en zenzai una sopa dulce realizada a partir de judía de Azuki.

Zenzai
Los pedazos blancos del mochi contrastan con el color rojo de la sopa zenzai

El nombre de “Kagami Biraki” tiene dos términos, kagami (鏡), que significa espejo, y Biraki (開き), del verbo Hiraku (開く), que significa abrir, es decir, literalmente significa “abrir el espejo”. Lo del espejo viene por el tipo de mochi que, por la forma, se asemejaba a un espejo de bronce que se usaba antiguamente en algunas ceremonias religiosas. Por otro lado, se usa el verbo “abrir” debido a que verbos como “romper” o “cortar” difícilmente pueden ir asociados a la buena suerte y ya sabéis que los japoneses son bastante supersticiosos y en esto no se la juegan.

Kagamibiraki

Aunque no se sabe desde qué año exacto se lleva practicando esta ceremonia, se cree que nació durante el mandato de Tokugawa Ietsuna, el cuarto Shogun Tokugawa, a finales del s.XVII, cuando sus regentes y señores feudales se reunieron tras haber impedido la rebelión Keian y compartieron mochi y sake en el castillo de Edo, para desear que el resto del mandato fuera más pacífico.

Si queréis saber más sobre tradiciones y cultura japonesa, no de dejes de Viajar a Japón con nosotros.

Las imágenes de este post han sido obtenidas del Japan Arts Council y la Wikipedia

Kagamimochi

Kagamimochi

Cada año, cuando se acerca la nochevieja, suelo escribir en el blog sobre un elemento de el año nuevo japonés (al final del artículo tenéis una lista de todos los que he comentado hasta ahora). Este año he decidido hablar del Kagamimochi, un adorno que, más adelante (normalmente el 11 de Enero) se come durante la ceremonia del kagami biraki (鏡開き), de la que ya hablaré detenidamente en su momento. El Kagamimochi suele estar compuesto por dos piezas redondas de mochi de diferentes tamaños, quedando la de mayor diámetro abajo y la menor arriba. Encima de las dos piezas tradicionalmente se colocaba un tipo de naranja amarga llamado daidai:

Kagamimochi
Imagen obtenida de la Wikipedia

Cada parte del adorno tiene su significado: los dos discos de mochi simbolizan el sol y la luna, el corazón humano, el equilibrio y la armonía, mientras que el cítrico forma parte de un juego de palabras que simboliza la perpetuidad y larga vida de la familia. Os explico, el nombre de la naranja amarga en japonés se escribe “橙”, pero se pronuncia daidai al igual que “代々” que se podría traducir como “de generación en generación”, de ahí que simbolice la continuidad familiar generación tras generación(esto ya lo mencioné cuando hablé del Shimekazari). No obstante, actualmente, gran parte del kagamimochi que se consume se fabrica de forma industrial y no artesanal, se compra en los supermercados ya preparado y la fruta natural se sustituye muchas veces por una de plástico:

KagamiMochi industrial
Fotografía de tanakawho en flickr

Aunque hasta ahora he hablado de la versión más básica del kagamimochi, se suele presentar de forma más ornamentada, por ejemplo, dejando una hoja en el tallo de la naranja, colocando una hoja de kombu o una brocheta de caquis secos juntoa a los mochi o poniendo adornos de helecho (o incluso una espiga seca de arroz) en la parte de abajo (véase foto bajo este párrafo). Después, se pone sobre un soporte llamado sanpō (三宝) y se le ponen hojas de papel dobladas en forma de rayo: los gohei (御幣), que también se ven en los altares shintoítas. Tradicionalmente el kagamimochi se colocaba en el butsudan o el Tokonoma de la casa, aunque actualmente hay casas que, debido a que son bastante pequeñas, no tienen estos espacios y lo colocan en el salón u otro espacio común.


Imagen obtenida de la Wikipedia

Como anécdota, comentar que se dice que el nombre lleva el prefijo “Kagami”(鏡), que significa espejo (mochi se refiere a la masa de arroz) debido a que en el período Muromachi, que es de cuando datan los primeros Kagamimochi, había un objeto religioso que era un espejo grueso de cobre. No obstante, en aquella época no era un adorno de año nuevo.

Antes de dar por finalizado el artículo me gustaría recordar otros elementos del año nuevo japonés que he ido mencionando en años anteriores:

¡¡ FELIZ AÑO NUEVO A TODOS !!

Naturaleza Japonesa

Naturaleza Japonesa

Hoy volveré a retomar el relato de la aventura que, junto con mi compañero Adri de Mola Viajar, pudimos vivir este verano haciendo un itinerario por los Matsuris de Tohoku con el apoyo de Turismo de Japón y Minube. Como una imagen vale más que mil palabras y un vídeo tiene varias imágenes por segundo, hemos dividido nuestra experiencia en tres vídeos, el primero, que ya publiqué hace unos meses, fue este sobre los mejores matsuri de Tohoku, también tuvo mucho éxito el que publicamos hace unas semanas sobre comida tradicional japonesa. Así que ahora toca este otro sobre el lado naturaleza japonesa.

Naturaleza Japonesa
Sí, ese haciendo el bobo en el lago soy yo.

Comenzamos nuestro recorrido en el área de Kakunodate y lago Tazawa, en Akita, para luego desplazarnos a Aomori y visitar el área del río Oirase, llena de vegetación y saltos de agua. Aunque quizá lo más divertido fueron las actividades que realizamos en la isla de Sado. No obstante, no os voy a entretener mucho más, lo mejor es que echéis un ojo al último vídeo de esta saga. Espero que os guste.

Si te ha gustado el vídeo, y te gustaría viajar por Japón de la forma más auténtica y divertida, no dudes en escribirnos a Viajar Por Asia.