Ahora mismo lees el archivo de

Kansai

Itinerario por Shikoku y Kyushu

Como ya os dije, durante el mes de Enero y parte de Febrero estuve explorando Hokkaido, un periplo inolvidable del que os iré hablando más adelante. Tras ello, estuve unos días en la región de Kansai (mayormente Kyoto, pero también Osaka y la ciudad de Kobe) antes de lanzarme a realizar un itinerario por Shikoku y Kyushu, que es el que podéis observar en el mapa superior.

道後温泉
Fotografía de Dōgo Onsen, lugar desde el que os escribo estas líneas.

La idea es atravesar la isla de Shikoku hacia el oeste pasando por Dōgo Onsen (donde están los baños más antiguos de Japón), en Matsuyama y después continuar hasta Yawatahama, y allí coger el ferry que nos llevará a Beppu, que ya pertenece a Kyushu y explorar la isla hacia el sur. Para llegar desde Kansai recomendaría estas dos posibilidades: atravesar Awaji-shima en autobús hasta Naruto o Tokushima y allí tomar el JR (itinerario marcado en rojo) o ir todo el rato en tren (itinerario marcado en azul) vía Okayama (que sería lo ideal si se está usando el JR Pass).

後楽園Foto de los jardines Korakuen de Okayama con el castillo al fondo

Una vez en Kyushu, bajaremos hasta Kagoshima, espero que también podamos pasar por Miyazaki, aunque solo sea por la provincia. Luego emprendamos el camino de regreso, hacia el norte, pasando por Kumamoto, subiendo a Fukuoka, dejando la isla por Kitakyushu y entrenado a Honshu por Shimonoseki en el Shinkansen Sakura. He señalado en el mapa también Hiroshima como posible parada en el camino de retorno pero no estoy seguro de que la realice, dependerá de las ganas y el tiempo que tenga en ese momento.

さくら新幹線

Como escribir en el blog me lleva más tiempo y lo haré de forma anacrónica, si queréis seguir este itinerario conmigo solo tenéis que seguirme en mi twitter o mi instagram.

Ohara y el Sanzen-in

三千院

Durante el pasado otoño, aprovechando que hacía años que no lo visitaba me pasé con una amiga por Ohara (大原), un pueblo en una zona rural del norte de Kyoto. Esta zona es especialmente popular en otoño, cuando sus árboles se tiñen de rojos y dorados (lo que se llama el Kouyou) y, aunque aún no estaba en esplendor, pude volver a recordar el por qué estas montañas son tan apreciadas por los japoneses de los alrededores.

Autumn beauty

Esta zona, además, tiene muchos templos, todos ellos de enorme belleza por su enclave privilegiado, pero sin duda alguna, el más popular es el Sanzen-in, un gran santuario del cual, aquí tenéis su ubicación en GMaps. En la actualidad, Ohara y Sanzen-in, son difíciles de concebir el uno sin el otro. En cuanto llegamos, nos dirigimos directamente a este templo, por un caminito flanqueado por tiendas con productos típicos de la zona.

Ohara shops

Las primeras hojas empezaban a cambiar su color, según ascendíamos, los árboles se vestían (aún tímidamente) de rojos y dorados. Si de alguna cosa pueden presumir los templos de la zona, es de lo cuidados que están sus jardines, si de alguna cosa puede presumir Ohara, es de la armonía entre lo construido por la mano humana y lo que ha hecho crecer la naturaleza…

Red leaves

Pronto llegamos a la entrada del Sanzen-in (三千院), que nos iría sorprendiendo edificación tras edificación, pasarela tras pasarela, jardín tras jardín… El santuario fue fundado durante el período Heian, por el célebre Dengyō Daishi, una de las figuras más importantes del budismo japonés, ya que fue el que introdujo la escuela Tiantai. Aquí tenéis parte de sus jardines y el Shinden (pabellón principal):

DSC_7295

Aunque, sin duda alguna, lo que más despertó nuestra atención fueron las pequeñas estatuas que aparecen entre el musgo en los jardines posteriores (las podéis ver en la imagen que encabeza este artículo y un poco más abajo en este mismo post). Sin duda alguna, este es uno de los elementos más característicos de este lugar, que además, parece agregar aún más armonía y tranquilidad a la que ya existe. Al final de nuestro camino, encontramos una sala donde pudimos tomar un té mientras observábamos la naturaleza: un lugar que parecía sacado de un cuento.

Relaxing cup of green tea

Tras finalizar nuestra visita al santuario seguimos dando una vuelta por la zona, no obstante, eso ya os lo contaré en otra ocasión. La forma más rápida de llegar hasta aquí desde Kyoto es tomar la línea Karasuma de metro hasta la última estación (Kokusaikaikan) (un trayecto de 20 minutos, que cuesta 280yenes) y después tomar el bus número 19 que te deja en Ohara (que son otros 20 minutos, y el trayecto son 340yenes, aunque solo hay un bus cada 40 minutos).

Sanzen-in

No obstante, yo suelo ir por otra vía más cómoda que es tomar el autobús 17 desde la estación de Kyoto ya que va de forma directa, también es un poco más barata (el trayecto cuesta 580 yenes), pero el trayecto dura como una hora. Además, hay un bus cada 20 minutos, por lo que las esperas tampoco suelen ser muy largas, eso sí. Para finalizar os dejo con algunas fotografías más y os recuerdo que podéis seguir mis viajes por Japón a través de mi twitter o mi instagram.

DSC_7489

DSC_7405

Japanese garden at Ohara
El jardín japonés Shuhekien es uno de los
atractivos más famosos del santuario

DSC_7375

¡¡ BUEN FIN DE SEMANA A TODOS !!

Qué ver en Nara en un día

Que ver en Nara
Vistas de Nara desde el Nigatsu-do (二月堂)

Aunque ya no vivo allí, mucha gente que está preparando sus viajes a Japón todavía me pregunta sobre qué recomiendo ver en Nara en un día de visita, ya que saben que residí en las afueras de esta monumental ciudad bastante años. La respuesta no es fácil, ya que hay mil cosas que ver, no obstante, en mis guías por Japón en español suelo hacer un recorrido que en un día, nos permitirá disfrutar lo más esencial.

Tegaimon

El itinerario parte de las estaciones de tren y hace un recorrido más o menos circular que incluye varias paradas como el Kōfuku-ji (y el popular Nan-en-do), el Parque de Nara, el museo nacional, el Todaiji (donde se alberga el gran Buda de Nara) o el santuario Kasuga Taisha. El camino de ida está marcado en negro, el de regreso, en rojo, y también hay un desvío opcional para ver el Jardín Japonés Isuien marcado en color púrpura. La siguiente fotografía corresponde a el estanque Sagi (鷺池), también incluido en el itinerario:

Sagi Ike reflections

Evidentemente, en un día no se puede ver todo, he dejado fuera bellezas como el Hannya-ji o el Yakushi-ji, o barrios como el de Naramachi. Pero tenía que optimizar el recorrido de alguna forma y creo que esta es la mejor forma, aunque podéis agregar unos lugares u otros según los gustos de cada uno. Aquí tenéis el recorrido en Google Maps:

Itinerario por Nara

La excursión de Nara se puede combinar también con visitas a Uji o Fushimi Inari, ya que están en la misma línea de JR.

Hannya-ji, el templo de las flores (般若寺)

Hannya-ji

Aunque he vivido en Nara varios años, hasta hace un mes no había logrado ir al Hannya-ji, también conocido como “el templo de las flores” por la cantidad de flores de Cosmos que podemos encontrar, aunque también hay narcisos y Yamabuki (una especie de rosa amarilla). Recomiendo visitarlo en el mes de Octubre que es cuando las plantas se encuentran en su máxima plenitud de belleza y te encuentras estampas como esta:

Entre flores

No obstante, el nombre real del templo, no hace referencia a las flores, si no a la sabiduría: Hannya (般若) es lo que en sánscrito se conoce como Prajñā, la esencia del conocimiento. Este nombre se lo puso su fundador, un monje coreano llamado Hyegwanen japonés Ekan (慧灌) – que se dejó caer por aquí hace 1400 años, allá por la era Asuka. Época en la que esta zona era el centro de la cultura en el país del sol naciente.

Buddha and flower

En el interior del edificio principal del templo (que no es muy grande, se puede ver en la imagen que encabeza este artículo) encontramos una imagen de buda muy antigua (pero está prohibido fotografiar dentro), recordemos que el buda más antiguo de Japón no está muy lejos de aquí, en el Asukadera, al sur de la prefectura. Este aspecto ancestral, contrasta con el color de las flores de Cosmos recién florecidas, creando así, un ambiente mágico.

コスモス
Detalles de las flores del Cosmos

De este templo también destacaría, su Tasōtō, una especie de obelisco con forma de pagoda hecho de piedra (normalmente dedicado a Buda) ya que, con 13 niveles y algo más de 14 metros de altura, es el más alto del país. En la fotografía bajo estas líneas podéis verlo con la iluminación nocturna, otro espectáculo visual que nos ofrece este templo:

Hannya-ji Light up

La entrada al recinto cuesta 500yenes (hágase clic sobre la cantidad para ver el cambio actual a euros) y se puede acceder fácilmente desde autobús (que se toman desde las estaciones de JR o Kintetsu), aunque yo fui andando (es un paseíto, pero es factible). Aquí os dejo su ubicación en GMaps, la web oficial del templo y su twitter. Para finalizar el post os dejo algunas con fotos más de la iluminación nocturna y la galería de mi álbum de flickr:

Ryoanji lamp
Si os fijáis, el motivo pictórico de este farolillo
representa el jardín seco del templo Ryoan-ji de Kyoto

般若寺

Kishiwada Danjiri Matsuri (岸和田だんじり祭)

Kishiwada Danjiri Matsuri 岸和田だんじり祭 42

Ya os hablé de Kishiwada, una ciudad perteneciente a la prefectura de Osaka, cuando visité su castillo (aquí tenéis su ubicación en GMaps). Lo que no os dije es que en Septiembre, se celebra aquí uno de los matsuri (fiestas populares japonesas) más conocidos de la zona: el Kishiwada Danjiri Matsuri (岸和田だんじり祭). La fiesta es realmente espectacular y las fotografías no le hacen justicia, a continuación os describo en que consiste.

Kishiwada Danjiri Matsuri 岸和田だんじり祭 5

El nombre de este festival: “Danjiri” hace alusión a los carros de madera que véis en las imágenes. Tienen forma de santuario Shinto y tienen muchos adornos y detalles (podéis verlo en detalle bajo estas líneas). Lo más divertido es que cada danjiri pertenece a una hermandad (gremio, cofradía, o como queráis llamarlo) que los cuidan, los mantienen, los adornan y se ocupan de que reciban las bendiciones shintoístas necesarias antes de cada matsuri.

Kishiwada Danjiri Matsuri 岸和田だんじり祭 4

Estos “equipos” se identifican por un símbolo (que suele ser una especie de “logo” conteniendo los kanjis de su nombre, que suele ser el de la barriada a la que pertenecen) que lucen en sus happi, estandartes, camisetas e incluso en el pelo o pintado en la cara. Por ejemplo, en la foto abajo vemos al equipo del barrio de Gokenya tomando un descanso. El nombre del barrio en kanji: 五軒屋町, se puede leer en los banderines del danjiri y su logo es un gran “GO”(五) negro con borde blanco sobre un fondo rojo.

Kishiwada Danjiri Matsuri 岸和田だんじり祭 39

Esto es lo que hace que este festival sea tan emocionante, además de que es muy visual y tiene un trasfondo espiritual, también es una competición amistosa entre los diferentes “equipos”, como si de un duelo de lo que en España llamamos “peñas” se tratase, pero siempre en un ambiente sano y festivo. Otro elemento que quería resaltar es el de los peinados:

Kishiwada Danjiri Matsuri 岸和田だんじり祭 34

Fijáos en estas simpáticas chicas, que son parte de lo que se llama la facción joven (en japonés, waka gashira = 若頭) del mismo equipo de antes, el Gokenya (podemos ver que lucen el símbolo en la solapa). Sus peinados son muy elaborados con trenzas y recogidos. Todas las chicas (sobre todo las jóvenes), independientemente de la agrupación a la que pertenezcan llevan este tipo de peinados durante los días de festival, aunque es posible que algunos equipos tengan algún elemento identificativo en el pelo. Aquí podéis ver un detalle desde atrás:

Kishiwada Danjiri Matsuri 岸和田だんじり祭 35

Se cree, que el origen de este festival se remonta a hace 300 años cuando los señor de Kishiwada peregrinaban al famoso santuario de Fushimi Inari Taisha para pedir por las cosechas. Lo que no tengo muy claro es como esto deriva en un desfile de danjiris a toda velocidad, y es que, esto más que una “procesión” es una carrera en la que el danjiri es llevado por decenas de personas que tiran de una cuerda (de unos 100m. de longitud) a la máxima velocidad que pueden:

Kishiwada Danjiri Matsuri 岸和田だんじり祭 31

Los que tiran de la cuerda son los Kumi (組) y, sobre el danjiri, están los líderes de las peñas que bailan y saltan sobre el danjiri, gritando y agitando los uchiwa (abanicos japoneses). La velocidad que llegan a alcanzar los danjiris hace que a veces se pierda el control del mismo, hasta el punto de que se daña el mobiliario urbano, o se cae la gente que hay sobre ellos, provocando, en algunas ocasiones, contusiones graves o incluso la muerte de algún desafortunado.

Kishiwada Danjiri Matsuri 岸和田だんじり祭 23

Lo más espectacular es cómo toman las curvas, es más, hay veces que imágenes de este momento sale en los noticieros. El jurado que premia los mejores danjiris cada año se sitúa en una esquina del recorrido y puntúan a los diferentes equipos según la velocidad y la destreza con la que tomen esa curva concreta, lo que implica que en ese punto los participantes lo dan todo, de ahí que muchos establecimientos ubicados en ese cruce se hagan un seguro que les cubra contra “colisiones de danjiri”.

Kishiwada Danjiri Matsuri 岸和田だんじり祭 7

Este festival se celebra una vez en Septiembre (que es cuando yo fui) y otra vez en Octubre, aunque con menos danjiris y con menos gente. No obstante, la ciudad tiene muy buen ambiente y multiples puestecillos en ambas ocasiones. Este festival se suele celebrar el fin de semana anterior al Día del Respeto a los Mayores. Para terminar me gustaría mostrar algunas fotos que tomé el mes pasado cuando asistí a este festival, no obstante, si queréis ver más, aquí tenéis este álbum de mi flickr:

Kishiwada Danjiri Matsuri 岸和田だんじり祭 21
El equipo del distrito central en su momento álgido

Kishiwada Danjiri Matsuri 岸和田だんじり祭 6
Tomando la curva que evaluará el jurado

Kishiwada Danjiri Matsuri 岸和田だんじり祭 13
Detalle del danjiri del equipo de Otemachi (お手町)

Kishiwada Danjiri Matsuri 岸和田だんじり祭 12
Paseo tranquilo entre carrera y carrera

Las playas de Shirahama en Japón

Shirarahama Beach

Ya estamos en pleno verano y mucha gente me está preguntando sobre playas en Japón, el año pasado os hablé de la playa de Suma, que no está nada mal para hacerse una escapada en el día desde Osaka o Kobe, incluso desde Kyoto. No obstante, si tenéis más tiempo y queréis haceros una escapada, pero no podéis ir hasta Okinawa, creo que la playa de Obama (en Fukui, de la que ya os hablé aquí) o las playas de Shirahama (de las que hablaré hoy) son dos buenas opciones. Como véis en las fotografías con playas preparadas para este tipo de turismo.

特急くろしお
El Limited Express “Kuroshio” es la opción
más rápida desde Osaka para llegar a Shirahama en tren

La forma más rápida de llegar aquí desde Osaka es tomar un tren rápido del tipo “Limited Express” llamado Kuroshio que salen desde Tennoji cada hora y que, tras un trayecto de poco más de 2 horas nos dejará en la estación de Shirahama. Esto es lo que veremos nada más salir de la estación:

白浜駅前

Una vez allí deberemos tomar un autobús (o taxi) desde la propia estación que nos llevará a la zona que corresponda. En mi caso, yo tomé el autobús que lleva a la playa de Shirarahama, que es la más popular (véase fotografía bajo estas líneas), y me costó 330yenes (púlsese sobre la cantidad para ver el cambio actual en euros). No obstante, algunos alojamientos ofrecen servicio de “Shuttle bus” gratuito, así que recomiendo informaros previamente.

im in Shirahama, Bitch

Este área está totalmente diseñada para el turismo, venden pases de autobús de uno o varios días que nos permiten montar en los autobuses que deseemos tantas veces como sea necesario por un precio fijo. La zona ofrece diversos tipos de alojamiento a diferentes precios. También tienen un servicio de envío de equipajes desde la estación de tren hasta el hotel, para que no tengas que cargar con ellos desde la parada del autobús hasta el lugar en el que vayas a pernoctar.

Wakayama Ramen
Wakayama Ramen, una delicia local

En los alrededores de la playa podremos encontrar puestecillos de comida rápida, pero también buenos sitios para probar la comida del lugar: pescados, mariscos y el popular Wakayama Ramen. Otros de los grandes atractivos turísticos de la zona son el parque zoológico Adventure World, los onsen y rotemburo y la lonja del pescado de Tore Tore Ichiba.

パンダの町
Publicidad del parque zoológico Adventure World

Para acabar, solo comentar que otro punto fuerte son las bellezas naturales del lugar (y no me refiero a las japonesas en bikini) si no a el rompeolas de Senjoujiki, la isla Engetsu o los espectaculares atardeceres:

パンダの町
Los atardeceres con la isla Engetsu de fondo son de lo mejorcito

¡FELIZ FIN DE SEMANA A TODOS!