Ahora mismo lees el archivo de

Japón, Page 2

Hacer música con serruchos

Hace ya varios meses, paseando por el parque de Ueno, en Tokyo, me encontré a un señor que conseguía hacer música con serruchos utilizando un arco como si de un como si de un violín se tratase. La verdad es que me pareció bastante curioso y grabé un vídeo. Hace unos días volví a ver a otra persona haciendo lo mismo en el Parque del Retiro de Madrid y me acordé de aquel vídeo que grabé en la capital nipona y decidí publicarlo en el blog. Aquí lo tenéis.

Buen fin de semana a todos

Kit Kat de cítricos de Chugoku y Shikoku

Kit Kat de cítricos de Chugoku y Shikoku

Como hace ya tiempo que no hablaba de sabores de kit kat japoneses me he decidido a retomar la lista con este de sabor a cítricos de Chugoku y Shikoku, que es una de esas ediciones limitadas regionales que os comenté en la que los sabores están relacionados con algo típico de la región donde se venden. En este caso concreto, la isla de Shikoku y región de Chugoku (que comprende las prefecturas como Okayama, Tottori, Hiroshima, Yamaguchi, y Shimane) son famosas por sus cítricos y de ahí que se hayan decidido por este sabor.

柑橘黄金ブレンド

Yo me compré en Miyajima este paquete que veis en las fotografías. Es de los pequeñitos que lleva solo 5 mini-unidades, pero suficiente para probarlos. El chocolate es de un color anaranjado pálido y nada más abrir el paquete nos llegará un olor a naranja y lima. El sabor al principio es suave, pero en breve notaremos el ácido del cítrico (que, por cierto, está muy bien conseguido) que dejará paso al dulce de la galleta al final del bocado. En mi opinión, el Kit Kat de cítricos de Chugoku y Shikoku, es uno de los que tomaría más a menudo por simple vicio.

Citrus blend Kit Kat

¡BUEN COMIENZO DE SEMANA A TODOS!

Que ver en Kyoto en un día en autobús

Nijo Castle
El majestuoso Castillo de Nijo

Después del éxito de mi guía sobre qué ver en un día en Nara, me he animado a hacer esta sobre Kyoto, con la particularidad de que el transporte que usaremos serán los autobuses municipales de la ciudad. Lo primero que me gustaría dejar claro, es que esta es una ruta que considero bastante optimizada basándome en experiencia y en mi humilde opinión, pero hay otras muchas que son igualmente válidas. Os recomiendo consultar esta breve guía de Kyoto y diseñar otras rutas que consideréis más adecuadas a vuestras necesidades.

Que ver en Kyoto en un día en autobús
Bonos del autobús municipal de Kyoto

Como os decía, esta ruta está pensada para moverse por Kyoto en autobús. Así que os recomiendo comprar bonos de autobús de un día como los que se ven en la fotografía sobre estas líneas) que por 500yenes (púlsese sobre la cantidad para ver el cambio actual a Euros) nos permite montar en todos los buses municipales que queráis durante un día (un solo trayecto ya nos cuesta 220yenes). La tarjeta se puede comprar en las oficinas de turismo, algunos hoteles e incluso dentro de los autobuses (aunque a muchos conductores se les agotan en seguida) y el día de validez empieza a contar una vez que utilizas la tarjeta por primera vez (al salir por la puerta delantera del vehículo se ha de pasar por una máquina que valida el billete).


Ver en GMaps.

Sobre estas líneas véis en un mapa la ruta que propongo hoy. Como era de suponer, el primer bus a tomar depende de nuestro punto de partida. Yo, en este caso, como lugar inicial la estación de JR de Kyoto, ya que servirá de referencia a los que lleguen en tren desde otros puntos del país y a los que se alojen en las cercanías de la misma. Justo frente a la estación está el intercambiador de autobuses, pues bien en la plataforma B, tomaremos el 101 o el 205, que tras 30minutos (dependiendo del tráfico) nos llevará hasta el Pabellón dorado o Kinkakuji (parada Kinkaku-ji michi).

Modelo presumida
Grulla posa frente al Kinkaku-ji

Tras visitarlo, tenemos dos opciones, o tomar el autobús 59 y acercarnos al Ryoan-ji (famoso por su jardín seco) y luego volver a incorporarnos a la ruta o, directamente, tomar el 12 hasta el castillo de Nijo (la parada en la que habría que bajarse es Nijo-jo mae. Tras visitarlo, andaremos un poco hacia el norte (dos cuadras) para tomar el autobús de la línea 204 para dirigirnos hasta el Santuario Heian o Heian Jingu (la parada correspondiente sería Okazaki-michi), popular por su gigantesto torii (el más grande del mundo), o seguir más adelante para visitar el camino de la filosofía y el Pabellón de plata (la parada correspondiente sería Ginkaku-ji michi).

Ginkaku-ji
Pabellón de plata o Ginkakuji

Tras ello, tomaremos el autobús 100 hasta la parada de Kiyomizu-michi, desde la cual subiremos andando para visitar el Kiyomizudera y después volveremos a bajar al Yasaka-Jinja, dejamos estos dos templos en este orden para el final de la ruta por que cierran más tarde y de otra forma no nos daría tiempo a verlos todos. Si tras todas estas visitas os quedan energías, podéis ir paseando hasta Gion y el área de ocio de Pontocho y Shijo-Kawaramachi.

Kiyomizudera Sunset
Atardece en el Kiyomizudera

El último autobús del día sería el que nos llevaría de de vuelta a la estación o a donde nos estemos alojando. Con esta ruta veréis en un solo día algunos de los puntos más significativos de Kyoto con el mínimo coste de transporte, pero es un día bastante duro (aunque factible). Para finalizar os dejo el mapa de rutas y autobuses municipales de la ciudad, lo podéis descargar pulsando aquí. Espero que este post os haya servido de ayuda. :)

El hotel de Lost in Translation

New York Bar at Park Hyatt Hotel

Mucha gente a la que le gusta Japón en general y Tokyo en particular, tiene también especial debilidad por la película “Lost in Translation“, de Sofia Coppola, que se desarrolla en la capital nipona y, en gran parte, en el famoso hotel Park Hyatt de Tokyo, destacando las escenas en uno de los bares del edificio, que tiene unas impresionantes vistas nocturnas de Shinjuku.

Wine - New York Bar at Park Hyatt Hotel

Se trata del New York Bar, que está en la planta 52 del hotel. Yo ya he ido un par de veces y la verdad es que es un lugar ideal para tomarse una copa de vino o una cerveza tranquilamente, con unas vistas espectaculares y en un ambiente tranquilo. El bar abre a desde las cinco de la tarde hasta la medianoche (de domingo a miércoles) y hasta la 1am de jueves a sábados.

Me @ New York Bar at Park Hyatt Hotel
Disfrutando de una cervecita fresquita junto al piano

Yo, personalmente, recomiendo ir temprano por tres razones: la primera, que en Japón atardece pronto y podremos ver el atardecer, la segunda, tenemos más posibilidades de sentarnos en una de las mesas junto al ventanal, y la tercera, que además, no tendremos que pagar por acceder. De lunes a sábado a partir de las 20h. (y domingos a partir de las 19h) hay que pagar 2200yenes de entrada (si no estamos alojados en el hotel, en caso de pernoctar en el hotel es gratis), ya que a esas horas es cuando comienza la música en vivo.

New York Bar at Park Hyatt Hotel

Independientemente de que hayamos pagado entrada o no, se ha de realizar una consumición para permanecer en el bar. La consumición más económica, creo recordar que estaba alrededor de los 1000yenes. También hay que cumplir un “código de vestimenta”: no se puede ir en pantalones cortos, ni llevar chanclas, así como evitar las camisetas deportivas de tirantes o sin mangas (se puede ver el documento oficial aquí). También tienen un espacio para cenas, se puede reservar y ver el menú en la web oficial.

El Castillo de Takeda (竹田城)

竹田城
Foto de Toshihisa Yoshida

El castillo de Takeda, también es conocido como “el castillo entre las nubes”, y es uno de esos tesoros escondidos de la geografía japonesa. Sus ruinas, parecen emerger a 354 metros de altura de las montañas de la ciudad de Asago (朝来市), en el mismo corazón de la prefectura de Hyogo. Cuando nos acercamos a sus muros aún podemos sentir una sobrecogedora sensación. Si madrugamos y alcanzamos a ver la bruma matutina la visión es aún más impresionante.

Takeda Castle 2

Fue fundado en 1443 por el clan Otagaki bajo las órdenes de Yamana Sōzen (los Otagaki sirvieron al clan Yamana durante generaciones). Su ubicación, además de permitir tener una amplia vista de los valles, era bastante estratégica en aquella época, ya que estaba cerca de los límites entre las antiguas provincias de Tanba, Harima y Tajima y servía de puesto avanzado defensa para el castillo Izushi, aunque por aquellos entonces no era una edificación tan imponente.

Takeda Castle 8

Los ejércitos de Toyotomi Hideyoshi lo tomaron en 1577, pero no fue hasta 1585, cuando Akamatsu Hirohide (赤松政秀) se convirtió en señor del castillo y comenzó a construir las defensas exteriores del mismo para proteger el tráfico de plata y cobre obtenido de las cercanas minas de Ikuno, que están a unos 20 kilómetros. Los imponentes muros, cuyas ruinas aún podemos ver, datan de esa fecha.

Takeda Castle 6

Akamatsu Hirohide fue el último señor del castillo, ya que tras su muerte cayó en el abandono y no fue hasta hace apenas unas décadas que se empezó a tener en cuenta como atractivo turístico, aunque afortunadamente aún no es un lugar de masas. Es más, con lo precavidos que son los japoneses, los bordes de las ruinas de los muros no están protegidos con vallas y, hasta hace nada la entrada era gratuita, ahora hay que pagar 300yenes (hasta las 16 horas, más tarde es gratis, pero sin luz natural hay poco que ver ;) )

Takeda Castle 4

Para llegar hasta el castillo deberemos llegar hasta la estación de Takeda de JR (¡Ojo! ¡En Kyoto hay otra estación llamada Takeda! ¡No os confundáis!). Desde allí podemos caminar hasta el castillo (hay varias rutas y se tarda entre 45 minutos y una hora). También se puede tomar un autobús o un taxi, pero no pueden llegar hasta el castillo, la carretera se acaba un poco antes y hay que andar unos 15 o 20 minutos sí o sí. Pulsando aquí, veréis un croquis de lo que os acabo de contar obtenido de la web oficial de la ciudad.

Takeda Castle 3

Para ir desde Kyoto en JR, lo más rápido es tomar un shinkansen (tren bala) hasta Himeji y luego la línea Bantan hasta Takeda (en muchos casos nos tocará transbordar en las estaciones de Ikuno o Teramae. Desde Osaka, podemos tomar un tren rápido hasta Himeji o un expreso limitado hasta Teramae o Ikuno y allí transbordar. Aquí tenéis lla ubicación en Google Maps del castillo.

Takeda Castle 10

Sanja Matsuri de Asakusa (浅草三社祭)

浅草三社祭

El mes pasado tuve la posibilidad de ir con un amigo al Sanja Matsuri de Asakusa, uno de los tres festivales más importantes de Tokyo. Se celebra el tercer fin de semana de Mayo en el templo Sensō-ji, que lo organiza junto con los vecinos del barrio de Asakusa. Y aunque cada vez viene más gente a verlo, merece la pena porque es muy visual.

神輿と仏塔

La palabra Sanja (三社) significa literalmente “tres santuarios”, ya que todo gira en torno a tres mikoshi principales. Los mikoshi son pequeños santuarios (o altares) portátiles que la gente lleva a hombros como si fuera una procesión (véase la fotografía sobre estas líneas). Estos en concreto están dedicados a los tres fundadores del templo.

Taiko-san

Según la leyenda, dos hermanos que estaban pescando, Hinokuma Hamanari y Hinokuma Takenari, encontraron una estatuilla de la diosa Kannon al recoger sus redes una mañana de marzo del año 628. Uno de los señores con más influencia del lugar, Hajino Nakatomo, les explicó de quién era la estatua e instruyó a los pescadores sobre el budismo.

笑顔

Fue entonces cuando decidieron hacer un pequeño santuario para la reliquia y, de esta manera, se convirtieron en los fundadores del templo. Se supone que sus espíritus aún residen en él, lo que no se es si se les considera dioses o no llegan a tal grado. El caso es que esta fiesta está dedicada a ellos como agradecimiento.

Mikoshi

Aunque son 3 los mikoshi principales del festival, durante los desfiles, llamados Daigyōretsu (大行列), veremos pasar decenas de ellos pertenecientes a diferentes agrupaciones (parecidos a las peñas o cuadrillas de los pueblos en España). Algunos son llevados por niños, ya que detrás del evento multitudinario, hay una celebración familiar para los vecinos del distrito.

東京スカイツリー

Aunque lo más conocido del festival son los desfiles y los gritos de ánimo mezclados con la música de los taiko y los Shakuhachi, hay varias celebraciones religiosas y rituales a lo largo del fin de semana, ya que no hay que olvidar que el origen de esta festividad es religioso.

La chica del Taiko

Aunque había mucha gente y en algunos momentos puede resultar agobiante, se pueden hacer pequeños descansos visitando las tiendas de los alrededores (muchas de ellas sacan mesas al exterior para mostrar sus productos a curiosos y visitantes) o simplemente tomar algo en los típicos yatai (puestecillos) de comida, refrescos y kakigori (raspados de hielo con sirope):

Kakigori

Para acabar me gustaría dejar algunos datos curiosos sobre este festival. Para empezar, es una de las escasas ocasiones en las que se pliegan los grandes farolillos (chōchin) del templo para que puedan pasar los mikoshi ( como podemos ver en la imagen inferior). También durante este evento, es uno de los pocos momentos en los que los yakuza (la mafia japonesa) pueden mostrar sus tatuajes, tal y como podemos ver en esta fotografía de la Wikipedia, aunque este año no vi ninguno. Para finalizar, comentar que es posible ver Geisha y Maiko por los alrededores, ya que durante los días del festival hacen actuaciones (que requieren reserva de entradas).

Chochín plegado