Ahora mismo lees el archivo de

Ayutthaya

El buda en las raíces (Ayutthaya)

Buddha head in Ayutthaya

Cuando las tropas Birmanas entraron en Tailandia, y llegaron hasta Ayutthaya (que fue la capital hasta 1767) decapitaron a los budas de los templos por los que pasaban (no por motivos religiosos, sino para atemorizar  a sus posibles oponentes haciéndoles ver que ellos podrían correr la misma suerte). Según cuenta la leyenda, una de las cabezas decapitadas de Buda cayó a los pies de un gran árbol y este la protegió con sus raíces. Actualmente luce como se vé en la foto, según los locales, sin que haya habido intervención humana… ¿impresionante, verdad?.

Ayutthaya

Esto es uno de los lugares más simbólicos del templo de “Wat Phra Mahathat” que, aunque lleva mas de 200 años devastado (y nunca ha sido reconstruido ni restaurado), todavía nos permite leer en sus muros la gloria de los 400 años durante los cuales fue uno de los lugares mas emblemáticos de la capital Siamesa.

Hace mucho tiempo que hablé de mi viaje a Tailandia muy por encima. Es el primer viaje que hice fuera de Japón cuando llegué, y como no hablé mucho sobre los detalles he decidido hacer alguna entrada de vez en cuando con cosas muy concretas que me llamaron la atención. Ya que También lo estoy haciendo con otros países, Tailandia (que es precioso) no puede ser menos, ¿no creéis?

Ayutthaya… el último salto

Roberto y yo en AyutthayaLo primero desearos a todos que tengáis un feliz año en esta, mi última entrada del 2005 y por ello, me gustaría acabar ya de contaros mi odisea Thailandesa… que parece que no va a acabar nunca !!, pero es que hay mucho que contar !!. El último día, fue la visita que yo, personalmente, más esperaba : Ayutthaya, la antigua capital de Siam sede de templos legendarios de los que desgraciadamente, apenas quedan ruinas.

Wat Phra MahathatEl antiguo esplendor de estos santuarios de meditación, mermado por el tiempo y las guerras, nos recuerdan al siempre rodeado de leyenda “Angkor Wat” de Camboya o a los templos que habitaban los monos de “El libro de La Selva“. Durante la mayor parte del viaje, nos acompañaron  decenas de budas decapitados ( junto con los pocos que sobrevivieron, enteros ) protegidos por impolutas telas sagradas. Uno de esas imágenes  es la que yo tenía ganas de ver desde hace mucho tiempo y seguro que a todos  os será muy familiar… bueno, o por lo menos a los más frikis.

Thai300030Bueno, nuestro viaje por Ayuthayya comenzó en el palacio-residencia de verano del rey de Tailandia. La verdad es que no era muy interesante, pero bueno, sorprende ver que haya gente tan rica en el mundo. Los jardines eran muy amplios: canales, lagos, puentes, plantas y flores de diversos orígenes… arbustos con formas de animales rodeaban edificios, que tenían con influencias de la India, China y Europa.

Japonesas hasta en la sopa !Luego visitamos el “Wat Phra Mahathat” templo especialmente famoso por la cabeza del Buda entre las raices del arbol. Pero lo anecdótico fue que nos encontramos un grupo de 15añeras japonesas que estaban de viaje con el instituto y que, previamente, nos habían pedido una foto con ellas sin venir a cuento y que para colmo, cuando empezamos a “chapurrearles” japonés, se quedaron flipadas. Como comentario, simplemente agregar que me quedé con muchas ganas de ver Angkor Wat, tras ver este templo. Ya que aun se conserva muy bien y,  según dicen, viendo estas ruinas no nos podemos imaginar la grandeza del mismo…

Escenario de SagatDespués fuimos a un templo moderno, en uso en la actualidad. Un edificio con mucha influencia China con tres budas dorados en su interior y monjes paseando por los austeros jardines que lo rodeaban, fue gracioso ver el contraste con el templo anterior. Tras esto, por fin nos dirigimos a ver el famoso Buda Tumbado de “Wat Lokayasutha“, que es el que os he estado diciendo todo este tiempo que estaba deseando ver. Este no es otro que el Buda que aparece como fondo de la pantalla de “Sagat” en el “Street Fighter II Champion Edition” y posteriores. Imaginaos como me flipé…

Thai Flag

Y, bueno, con esto, nuestra aventura por la antigua capital de Siam daba a su fin. Cogimos un barco que descendía el “Chao Phraya” de vuelta a Bangkok y allí un autobús nos esperaría para llevarnos de nuevo al hotel. Poco más queda que contar hasta nuestro regreso a la fría realidad de Osaka, pasar de treinta grados a tres… pero bueno… todo tiene su lado bueno… nos esperaban unas Blancas Navidades
FELIZ AÑO A TODOS !!