Ahora mismo lees el archivo de

Page 2

Kushiro (釧路市)

Hoy, continuaré mi relato de la “Operación Hokkaido“, una ruta que me hice por esta isla en pleno invierno para encontrar lugares a los que solo otros locos como yo irían. Intentaba reencontrarme con la naturaleza y con un Japón diferente, y vaya que lo conseguí: basta con recordar a las grullas campando a sus anchas en su hábitat natural o aquel baño en Wakoto onsen, mientras los cisnes pululaban a mi lado a una agradable temperatura de 20 grados bajo cero (afortunadamente el agua estaba a cerca de 40 grados). No obstante hoy voy a hablar de una ciudad: Kushiro.

Kushiro

La verdad es que cuando llegué me hice un poco de lío, porque además existe el pueblo de Kushiro y la comarca de Kushiro, pero yo me refiero a la ciudad, que siempre fue un puerto relativamente importante en Hokkaido ya que en invierno no solía congelarse, algo que sí sucedía en otros puertos más importantes de la isla, como el de Hakodate. No obstante, su actividad portuaria llegó a su máximo esplendor tras la restauración Meiji, puesto que en 1899 se declaró puerto de libre comercio con Estados Unidos y el Reino Unido. También, a partir de la apertura internacional, desarrolló mucho más su industria pesquera, que se ha seguido desarrollando hasta nuestros días.

Kushiro

No obstante, la razón por la que yo iba a Kushiro no era su historia ni su pescado. Para mi significaba un punto de conexión entre Sapporo (donde comencé la ruta) y y la zona oriental y nor-oriental de Hokkaido. Para llegar de un extremo a otro, usé el expreso rápido “Super Ōzora” de la JR Hokkaido, un tren preparado para circular en condiciones adversas y cuyos extremos de ruta son, precisamente, Sapporo y Kushiro. Como veis bajo estas líneas en la fotografía que le hice al tren, hay dos grullas en el panel frontal (tenía que ser una señal del por qué había llegado hasta allí).

DSC_0515

Quizá no hubiera hecho falta parar aquí y hubiera bastado con transbordar para ir al norte pero, ya que estaba, quería conocer el lugar. Además de que fue uno de esos viajes en los que vas improvisando la ruta con la información que vas recopilando durante el viaje en los sitios en los que vas parando. Yo llegué aquí con una vaga idea de lo que quería hacer pero nada concreto y preguntando en distintas izakaya y en los hoteles fue como fui construyendo mi itinerario. Hablando de hoteles, para finalizar el post os dejo las vistas que tenía de Kushiro desde la habitación del hotel:

Kushiro

Mi 2015 en 12 fotos

Si todavía no he escrito un post comentando mis propósitos para este año es por que me gustaría, antes de hablar de nuevos proyectos (o más bien crecimiento de los que ya tengo entre manos) hacer un resumen de mi 2015. Por supuesto, tal y como hice en 2011, 2012, 2013 y 2014, en ves de aburriros con un montón de texto, voy a resumir mi 2015 en 12 fotos (una por mes):

Mi 2015 en 12 fotos

ENERO: Comencé el año asistiendo a dos eventos viajeros FITUR, la feria de turismo de Madrid, y al BirraTour 2015, un evento cervecero organizado por Madrid TB y Mochileros TV (por cierto, muchas gracias por la foto), en el que pude reencontrarme con otros amigos de la comunidad viajera española. Esto de vivir tan lejos, hace que momentos como estos haya que aprovecharlos al máximo.

Flapy at Ryokan

FEBRERO: En febrero volví a Japón y me puse a trabajar inmediatamente en la optimización y consolidación de mi proyecto “Viajar por Asia“, aprendiendo de la experiencia de años anteriores y centrándome en la escalabilidad del mismo, que era mi asignatura pendiente.

Flapy templario

MARZO: En Marzo comenzó la temporada fuerte de guías y la verdad es que es la parte de mi trabajo que más me gusta. Aunque es sacrificado físicamente, las experiencias que vives en cada viaje no tienen precio. En la foto estoy en un puqueño templo de Nagano, un negocio familiar. La mujer que me acompaña es la dueña que, a la vez, lo heredó de sus padres. Le hizo tanta ilusión que un extranjero le preguntara sobre la historia del templo que quiso hacerse una foto conmigo y me regaló un amuleto.

Sakura at Kanazawa Castle

ABRIL: Bueno, como todos los años, el protagonista del mes de Abril es el Hanami, la celebración del florecimiento del cerezo (que en este mes llega a su esplendor). De ahí que sea una de las temporadas más demandadas para visitar Japón. Este año no ha sido menos y, aunque tarde, publiqué aquí algunas fotos de la flor del cerezo tomadas en diferentes lugares del territorio nipón.

Flapy en Filipinas

MAYO: En Mayo, aprovechando que bajó el volumen de trabajo, decidí irme unos días a Filipinas. Fue un viaje mitad de placer, mitad de trabajo en realidad, puesto que también fui a prospeccionar destinos y hoteles, pero me sirvió para cambiar de aires y volver con las pilas cargadas para afrontar la campaña de verano.

Mi cumpleaños

JUNIO: Del mes de Junio, lo más destacable es, por supuesto, mi cumpleaños. La foto es de la celebración del mismo en Osaka. El resto de mes fue un mes de trabajo que transcurrió sin pena ni gloria.

Pole dancer

JULIO: Durante el mes de Julio, aprovechando mis ratos libres en el trabajo comencé un proyecto audiovisual con un grupo de pole dancers japonesas con base en la ciudad de Kobe. Es un proyecto muy interesante que me tuvo varios días de este mes preparando localizaciones y haciendo fotos/vídeos. Espero ir sacando tiempo para poder avanzarlo.

Vivir en Tokyo

AGOSTO: Aunque en el blog no lo conté hasta bastante después, Agosto, fue un mes bastante importante, ya que un hecho cambiaría la perspectiva desde la que veo Japón: tras haber vivido casi 10 años en la región de Kansai, decidí dar el paso de venir a vivir a Tokyo. Y, aunque estoy en un barrio que me encanta, no puedo evitar extrañar a mi querida Osaka.

Estamos en la playa de la Concha

SEPTIEMBRE: En Septiembre me pude hacer otra breve escapadita, pero esta vez, fue a España, no fueron ni dos semanas pero fue un viaje que me ayudó bastante. Aproveché mi estancia para visitar San Sebastián, un lugar que tenía muchas ganas de conocer desde hace tiempo. Por cierto… ¡Me encantó en todos los aspectos!

Doburoku matsuri

OCTUBRE: Durante este mes continué con los viajes, y gracias a uno de ellos tuve la oportunidad de asistir al Doburoku Matsuri, un festival lleno de colorido y alegría en el que acaban sirviendo este tipo de sake tan peculiar a todos los asistentes al santuario.

Hue - Vietnam

NOVIEMBRE: A finales de noviembre hice un viaje que llevaba mucho tiempo deseando hacer: después de 4 años pude volver a Vietnam, esta vez para recorrerlo de norte a sur. Al igual que en el caso de Filipinas fue mitad placer, mitad trabajo, pero fue algo que realmente necesitaba hacer para poder seguir haciendo crecer el proyecto.

Volar en Business Class con Turkish Airlines

DICIEMBRE: No pudo haber mejor manera de acabar el año que volviendo a España por navidad, pero además, como un señor: volando en clase business con Turkish Airlines. ¡Si ya volar en económica con Turkish Airlines es cómodo, imaginad volar este pedazo de upgrade! 😉

Estas han sido mis 12 fotos para los 12 meses del 2015. Espero que os hayan gustado.

Vuelos directos de España a Japón

Vuelos directos de España a Japón

¡Por fin! Los esperados vuelos directos de España a Japón de Iberia ya son una realidad. Se ha confirmado hoy, esta nueva ruta operará a partir del 18 de octubre con una frecuencia de 3 vuelos semanales entre Madrid y Tokyo Narita. El avión será un Airbus A330-200 con configuración de 288 plazas (19 en Business y 269 en Turista). Se prevé que el precio inicial sea a partir de 612Euros i/v, pero se confirmará mañana que es cuando empiezan a venderse los billetes.

Desde 1998 no se operaba este destino en vuelo directo, así que hasta ahora no he podido vivir la experiencia de ir a Japón sin cambiar de avión. No hace falta decir que estoy deseando estrenar esta nueva ruta que unirá mi ciudad natal con la ciudad donde vivo ahora. Como podéis ver en la imagen bajo estas líneas los vuelos durarán unas 13 o 14 horas, pero al no tener que hacer escala, se harán mucha más llevaderos. Los vuelos saldrán del aeropuerto de Madrid Barajas a las 12:20h y la hora prevista de llegada a Tokyo Narita son las 9:35am del día siguiente.

iberia-madrid-tokio

Lo mejor es el vuelo desde Tokyo a Madrid. Sale a la 11:20h. de Narita y llega a las 18:20 a Madrid ese mismo día (debido al cambio horario), es decir, podría desayunar en Tokyo, tomar el vuelo y (técnicamente) estar en casa de mis padres a la hora de cenar. 😀

Recuerdo que hace años anuncié estos Vuelos directos de España a Japón en este post de 2007, pero era un 28 de Diciembre y no era más que una inocentada, pero os prometo que esta vez es de verdad de la buena. Ya que han puesto tan fácil venir a Japón, no tenéis excusa para no viajar con nosotros ¿verdad?. 😉

¡Gracias a KrrteAndo por el chivatazo y Antonio de “Viajes y Fotografía” por ayudarme a completar la información de este artículo! 🙂

Otoshidama (お年玉)

Otoshidama

Como cada año por estas fechas, voy a hablar de una tradición del año nuevo japonés (abajo del todo tenéis un listado de las que he comentado años anteriores). Hoy voy a hablar del Otoshidama (お年玉) que es algo parecido (salvando las distancias) a nuestro aguinaldo: una pequeña cantidad de dinero que se le da a los niños de la familia o incluso también a vecinos y otros allegados. Es una tradición que viene de los sobres rojos del año nuevo chino que se le da a los solteros de la casa, por lo que en muchos hogares nipones se les da a los jóvenes que siguen viviendo en casa o incluso a los universitarios que aunque vivan fuera vuelven a casa para pasar el año nuevo con la familia.

Dinero de año nuevo

El dinero se entrega el día de año nuevo en un sobre especialmente diseñado para la ocasión (véase la imagen de arriba) y, generalmente, suele ir en billetes, aunque es posible que también se completen ciertas cantidades en monedas, lo que nunca he visto es un sobre con solo monedas. La cuantía que se entrega depende de la edad del niño -o joven – que recibe el dinero (cuanto más mayor, más dinero) y la relación – o parentesco – que tenga con la persona que da el Otoshidama (cuanto más cercano sea, más dinero). Las cantidades dependen mucho de cada persona y cada familia, pero suelen oscilar entre los 3000 y los 30000yenes (pulsando sobre las cantidades podéis ver el cambio actual a Euros).

Antes de dar por finalizado el artículo me gustaría recordar otros elementos del año nuevo japonés que he ido mencionando en años anteriores:

¡¡ FELIZ AÑO NUEVO A TODOS !!

Volar en Business Class con Turkish Airlines

TK Business Class seat

Como muchos ya sabéis, estos días en encuentro en España. Aunque más de una vez me ha tocado pasar las navidades lejos de casa o he acabado pasando la nochevieja en Filipinas, siempre intento venir a España en estas fechas para disfrutar de la compañía de familiares y amigos. Pero hoy no voy a hablar mi estancia si no de mi viaje, ya que, tuve la oportunidad de volar en business class con Turkish Airlines desde Osaka hasta Madrid y me gustaría contar mi experiencia.

Cena Business Class TK

La fotografía que encabeza este post es del asiento que pude disfrutar, es de estos que tienen diferentes posiciones y se hacen cama, por lo que (a no ser que seas muy alto) puedes ir durmiendo cómodamente durante el vuelo y, para dormilones como yo, esto es un auténtico lujo. Pero además de la comodidad me gustaría destacar la comida, ya que que, como bien sabéis por mi instagram, soy muy dado al buen yantar y esto es otro de los aspectos que marca la diferencia (aunque en la clase económica se come bastante bien).

Cena Business Class TK

Para la cena había varios platos para elegir, yo elegí de entrante hummus, ensalada de berenjena, tabbouleh acompañado de pimiento, queso blanco y pollo y sopa de calabaza. De plato principal opté por el lenguado con verduras acompañado de un poco de tofu y arroz. Y de postre fruta fresca:

Fruits Business Class Turkish Airlines

Para el desayuno también te ofrecen un menú que fui rellenando entre que jugaba a los jueguecitos y me veía alguna que otra película del amplio sistema de entretenimiento. Aproveché para ver Girls Step y la última de los Minions. El tamaño de la pantalla y la calidad del sonido que ya de por sí en económica es buena, en business ya ni os cuento. Tras haber rellenado el menú lo entregué al personal de a bordo y me eché una siestecita.

Carta de desayunos Business Class TK

De entrante yogur, queso y fruta (se nota que en Japón la fruta es escasa y cara, por eso la elegí en todas las comidas) y de plato principal tortilla de aguacate y tomate, acompañada de champiñones y pimientos al grill. Por supuesto, el zumo de naranja natural y el café con leche, tampoco pueden faltar, que si no, no me espabilo. Y, bueno, os dejo con las fotografías del desayuno y prometo ya no hablar de comida en el resto del artículo:

Desayuno Business Class TK

Desayuno Business Class TK

Otro de los privilegios de ir en business es el poder disfrutar de forma gratuita de los lounges o salas VIP de los aeropuertos. Lo cual nos permite descansar cómodamente en la escala, adelantar trabajo, seguir comiendo o bebiendo (si alguien aún tiene espacio, claro…), leer un libro, jugar al billar con los compañeros de viaje o incluso darse una ducha antes de tomar el siguiente vuelo. El lounge de Turkish Airlines en Estambul, más allá de todos los servicios que ofrece es fabuloso en todos los aspectos, siendo uno de los mejores en los que estado en mi vida, con una superficie de casi 6000 metros cuadrados repartidos en dos plantas:

TK VIP Business Lounge

Turkish Airlines Istambul Business Lounge

Bueno, y con esto acabaría este resumen de mi experiencia. Creo que lo he explicado de forma bastante completa sin dejarme nada en el tintero, pero si, aún así, tenéis alguna duda podéis preguntar en los comentarios de esta entrada o contactarme en mi twitter. Para finalizar me gustaría desearos a todos unas felices fiestas y que, estéis donde estéis, tengáis unos días fabulosos y, sobre todo, muy felices. Os iré contando nuevas aventuras viajeras durante los próximos días.

Volar en Business Class con Turkish Airlines

¡ FELICES FIESTAS A TODOS!

Girls Step (ガールズ・ステップ)

Girls Step

Hoy voy a hablar de una comedia juvenil japonesa llamada Girls Step (ガールズ・ステップ). Hacía ya muchos años que no hablaba de cine japonés, sobre todo de cine adolescente (creo que no comento sobre una película similar desde que hablé de Oppai Volley), así que voy a intentar retomar esta costumbre de hablar de películas que no llegan al mercado internacional pero que nos ayudarían a comprender Japón un poco mejor. A veces las películas y los doramas son mas reales de lo que imaginamos.

Cine Japonés

La historia habla de un grupo de chicas de instituto que, para aprobar Educación Física, se ven obligadas a hacer un número de baile. Cada una llega a este punto debido a diferentes motivos y cada una tiene sus problemas y su situación vital pero, gracias a ese encuentro, descubren una nueva forma de expresarse y el verdadero sentido de la amistad. Al principio, como suele pasar en este tipo de películas, todo es un desastre, pero poco a poco van mejorando hasta el punto de fundar su propio club de baile (ya os hablé de la importancia de los clubes japoneses en los institutos).

Girls-Step

La película en sí no es buena, es la típica comedia sentimental japonesa, con un desarrollo bastante predecible, pero creo que refleja muy bien la vida escolar japonesa y muestra los roles más típicos entre los adolescentes. Personalmente, me recordó mucho a cuando estuve infiltrado en un instituto japonés o cuando fui a ver a mis amigas del club de baile moderno a su evento bailongo en Osaka. Recomiendo que la veáis y saquéis vuestra propias conclusiones y, si tenéis alguna pregunta, no dudéis en dejarmela en los comentarios,

Para finalizar, aquí os dejo con la página oficial y el trailer de la película:

¡ BUEN FIN DE SEMANA A TODOS !