Ahora mismo lees el archivo de

Page 2

Volar en Business Class con Turkish Airlines

TK Business Class seat

Como muchos ya sabéis, estos días en encuentro en España. Aunque más de una vez me ha tocado pasar las navidades lejos de casa o he acabado pasando la nochevieja en Filipinas, siempre intento venir a España en estas fechas para disfrutar de la compañía de familiares y amigos. Pero hoy no voy a hablar mi estancia si no de mi viaje, ya que, tuve la oportunidad de volar en business class con Turkish Airlines desde Osaka hasta Madrid y me gustaría contar mi experiencia.

Cena Business Class TK

La fotografía que encabeza este post es del asiento que pude disfrutar, es de estos que tienen diferentes posiciones y se hacen cama, por lo que (a no ser que seas muy alto) puedes ir durmiendo cómodamente durante el vuelo y, para dormilones como yo, esto es un auténtico lujo. Pero además de la comodidad me gustaría destacar la comida, ya que que, como bien sabéis por mi instagram, soy muy dado al buen yantar y esto es otro de los aspectos que marca la diferencia (aunque en la clase económica se come bastante bien).

Cena Business Class TK

Para la cena había varios platos para elegir, yo elegí de entrante hummus, ensalada de berenjena, tabbouleh acompañado de pimiento, queso blanco y pollo y sopa de calabaza. De plato principal opté por el lenguado con verduras acompañado de un poco de tofu y arroz. Y de postre fruta fresca:

Fruits Business Class Turkish Airlines

Para el desayuno también te ofrecen un menú que fui rellenando entre que jugaba a los jueguecitos y me veía alguna que otra película del amplio sistema de entretenimiento. Aproveché para ver Girls Step y la última de los Minions. El tamaño de la pantalla y la calidad del sonido que ya de por sí en económica es buena, en business ya ni os cuento. Tras haber rellenado el menú lo entregué al personal de a bordo y me eché una siestecita.

Carta de desayunos Business Class TK

De entrante yogur, queso y fruta (se nota que en Japón la fruta es escasa y cara, por eso la elegí en todas las comidas) y de plato principal tortilla de aguacate y tomate, acompañada de champiñones y pimientos al grill. Por supuesto, el zumo de naranja natural y el café con leche, tampoco pueden faltar, que si no, no me espabilo. Y, bueno, os dejo con las fotografías del desayuno y prometo ya no hablar de comida en el resto del artículo:

Desayuno Business Class TK

Desayuno Business Class TK

Otro de los privilegios de ir en business es el poder disfrutar de forma gratuita de los lounges o salas VIP de los aeropuertos. Lo cual nos permite descansar cómodamente en la escala, adelantar trabajo, seguir comiendo o bebiendo (si alguien aún tiene espacio, claro…), leer un libro, jugar al billar con los compañeros de viaje o incluso darse una ducha antes de tomar el siguiente vuelo. El lounge de Turkish Airlines en Estambul, más allá de todos los servicios que ofrece es fabuloso en todos los aspectos, siendo uno de los mejores en los que estado en mi vida, con una superficie de casi 6000 metros cuadrados repartidos en dos plantas:

TK VIP Business Lounge

Turkish Airlines Istambul Business Lounge

Bueno, y con esto acabaría este resumen de mi experiencia. Creo que lo he explicado de forma bastante completa sin dejarme nada en el tintero, pero si, aún así, tenéis alguna duda podéis preguntar en los comentarios de esta entrada o contactarme en mi twitter. Para finalizar me gustaría desearos a todos unas felices fiestas y que, estéis donde estéis, tengáis unos días fabulosos y, sobre todo, muy felices. Os iré contando nuevas aventuras viajeras durante los próximos días.

Volar en Business Class con Turkish Airlines

¡ FELICES FIESTAS A TODOS!

Girls Step (ガールズ・ステップ)

Girls Step

Hoy voy a hablar de una comedia juvenil japonesa llamada Girls Step (ガールズ・ステップ). Hacía ya muchos años que no hablaba de cine japonés, sobre todo de cine adolescente (creo que no comento sobre una película similar desde que hablé de Oppai Volley), así que voy a intentar retomar esta costumbre de hablar de películas que no llegan al mercado internacional pero que nos ayudarían a comprender Japón un poco mejor. A veces las películas y los doramas son mas reales de lo que imaginamos.

Cine Japonés

La historia habla de un grupo de chicas de instituto que, para aprobar Educación Física, se ven obligadas a hacer un número de baile. Cada una llega a este punto debido a diferentes motivos y cada una tiene sus problemas y su situación vital pero, gracias a ese encuentro, descubren una nueva forma de expresarse y el verdadero sentido de la amistad. Al principio, como suele pasar en este tipo de películas, todo es un desastre, pero poco a poco van mejorando hasta el punto de fundar su propio club de baile (ya os hablé de la importancia de los clubes japoneses en los institutos).

Girls-Step

La película en sí no es buena, es la típica comedia sentimental japonesa, con un desarrollo bastante predecible, pero creo que refleja muy bien la vida escolar japonesa y muestra los roles más típicos entre los adolescentes. Personalmente, me recordó mucho a cuando estuve infiltrado en un instituto japonés o cuando fui a ver a mis amigas del club de baile moderno a su evento bailongo en Osaka. Recomiendo que la veáis y saquéis vuestra propias conclusiones y, si tenéis alguna pregunta, no dudéis en dejarmela en los comentarios,

Para finalizar, aquí os dejo con la página oficial y el trailer de la película:

¡ BUEN FIN DE SEMANA A TODOS !

El kanji del año 2015 en Japón

El kanji del año 2015 en Japón

Ya os hablé el año pasado en este artículo de la tradición japonesa de, cada mes de Diciembre, hacer público en una ceremonia en el templo budista Kiyomizudera de Kyoto un kanji que se vota como el que más representa lo sucedido en el año. El kanji del año 2015 en Japón ha sido , que se puede leer an o yasu y significa seguridad (y en ocasiones barato, pero no es este el caso).

Kanji_2015_Japon

Se ha elegido por que este año se ha proclamado la ley militar de Seguridad de Japón (en japonés: 平和安全法制, si os fijáis contiene este kanji) que permitirá actuar al ejercito japonés fuera de sus fronteras (hasta ahora no podía debido al artículo 9 de la constitución japonesa). En un principio, los militares japoneses iban a estar solo presente en “misiones de Paz” (de ahí el nombre de la ley) en pro de la seguridad colectiva y el apoyo a los países aliados (mayoritariamente EEUU), pero también registra la posibilidad de acciones ofensivas en pro de la protección de sus ciudadanos (esto se especificó tras la decapitación de Kenji Goto por parte de Estado Islámico. Es decir, tras esta denominación tan romántica se esconde una ley de doble filo y pronto se les ha visto el plumero. Durante todo el año ha habido protestas en contra de la aprobación de esta ley.


Foto obtenida de la wikipedia

Otra razón por la que se ha elegido este símbolo es por el aumento de las medidas de seguridad a nivel global por culpa de los actos terroristas que se han dado en diferentes países del mundo a lo largo de los últimos 12 meses.

Para finalizar el artículo me gustaría dejar un resumen de los kanjis elegidos años anteriores empezando desde el 2005, que fue el año en el llegué acá:

2005: Ai (愛), amor. Por el matrimonio de su Alteza Imperial” la princesa Nori” con el funcionario de clase media Yoshiki Kuroda. Para poder casarse con él renunció a todos sus derechos y títulos imperiales. Aunque no lo dice ninguna fuente oficial, también se eligió este kanji porque yo vine a Japón a vivir. 😉

2006: Inochi (命), vida. Por que fue el año en el que nació el príncipe Hisahito el tercero en la línea sucesoria para ser emperador de Japón, legitimando así la dinastía imperial japonesa. Este nacimiento contrastó fuertemente con la mala racha que hubo en Japón ese año de muertes por suicidio, sobre todo entre escolares que sufrían ijime (acoso escolar)

2007: Nise (偽), decepción. Por varios escándalos políticos que sucedieron ese año, así como la pérdida del registro de pensiones por los que muchos japoneses perdieron su derecho a pensión a pesar de haberla pagado. También ese año se descubrieron productos que se estaban vendiendo caducados con etiquetas fraudulentas. Tambieñn hubo un gran escándalo por la falsificación y uso no autorizados de personajes japoneses (como Hello Kitty) en el parque temático de Shijingshan (en Pekín)

2008: Hen (変), Cambio. Por los cambios políticos que se dieron a nivel global. Hablo de ello más detenidamente aquí.

2009: Shin (新), nuevo. Por el gran cambio político que se dio en Japón ese año y la crisis mundial con la aparición de una nueva enfermedad, la gripe A-H1N1.

2010: Sho (暑), calor. Por que ese verano estuvo marcado por una ola de calor y hubo una subida general de las temperaturas.

2011: Kizuna (絆), lazos emocionales entre personas. Por la unión de los japoneses frente a la adversidad, con la llegada del terremoto y tsunami de aquel año.

2012: Kin (金), oro. Por las medallas de oro conseguidas durante los Juegos Olímpicos.

2013: Wa (輪), anillo o aro. Por la elección de Tokyo como ciudad olímpica para el 2020.

2014: Zei (税), impuesto. Por la subida del IVA japonés del 5% al 8%. Hablo más detenidamente de esto aquí.

Vietnam de norte a sur

Este post es simplemente para comentarios el viaje que comenzaré la semana que viene, un viaje por Vietnam de norte a sur, no solo por volver a visitar esta país, que me encanta, si no por que será uno de los próximos destinos que introduciremos el año que viene en nuestra empresa de turismo alternativo viajarpor.asia y estoy deseando mostrarlo con tanta pasión como hago en los viajes a Japón.

Será un viaje que me servirá para cambiar de aires aunque sea un viaje de trabajo ya que espero cerrar varios acuerdos de colaboración con hoteles y empresas que me servirán de apoyo local en la zona. También aprovecharé para prospeccionar la zona y terminar de definir el itinerario definitivo. Os mantendré informados por aquí. 😉

Os propongo un juego

Autumn at Miyajima (iPhone 5)
Foto tomada en Miyajima hace apenas unos días

Voy a intentar de nuevo tomar el ritmo del blog poco a poco, que lo he tenido un poco abandonado este año debido al volumen de trabajo y, aunque seguiré contando curiosidades de mi vida en Japón, también intentaré experimentar con dos de mis pasiones (que además son las que han marcado mi vida profesional en los últimos años): viajar y el marketing digital. Tenía ganas de hacer algo original que uniera estas dos temáticas y para ello, hablé con la aerolínea con la que suelo viajar: Turkish Airlines, y ellos se mostraron encantados a colaborar con la iniciativa.

Business Class Turkish Airlines MAD-IST

¿Que en qué consiste? Pues bien, como dicen que una imagen vale más que mil palabras, voy a proponer un pequeño juego que se desarrollará en mi Instagram durante las próximas semanas. Entre hoy (11 de Noviembre de 2015) y el día 20 de Diciembre de este mismo año voy a subir fotos de dos destinos en los que voy a estar en las próximas: Japón y Vietnam. Y contaré, a través de imágenes que iré subiendo a mi instagram, dos elementos son emblemáticos de cada uno de esos países (es decir, dos de Japón y dos de Vietnam). Y vosotros, los tendréis que adivinar.

ジンキスカン

Para hacerlo más fácil, las imágenes que sirvan de “pistas” irán marcadas con el hashtag #ViajoconTurkish y cada elemento emblemático tendrá su intervalo de tiempo, que serían los siguientes:
Del 11 al 20 de Noviembre (ambos incluidos): Primer elemento de Japón
Del 21 al 30 de Noviembre (ambos incluidos): Segundo elemento de Japón
Del 1 al 10 de Diciembre (ambos incluidos): Primer elemento de Vietnam
Del 11 al 20 de Diciembre (ambos incluidos): Segundo elemento de Vietnam

El último día de cada intervalo de tiempo (es decir, 20 y 30 de Noviembre y 10 y 20 de Diciembre) preguntaré en una imagen de instagram quién adivina cuál es el elemento y el primer comentario en esa imagen que responda correctamente tendrá un pequeño regalo de mi parte y otro de parte de Turkish Airlines. ¿Os animáis a jugar? ¡Podéis participar desde cualquier lugar del mundo!

Si tenéis alguna duda sobre la participación podéis dejar un comentario en esta entrada.

ACTUALIZACIÓN 20/11, PRIMERA RESPUESTA: El primer elemento de Japón era el contraste entre tradición y modernidad. Podéis ver la respuesta correcta aquí.
ACTUALIZACIÓN 30/11, SEGUNDA RESPUESTA: El segundo elemento de Japón era la cultura del manga y el anime, así como las frikadas en general. Podéis ver la respuesta correcta aquí.
ACTUALIZACIÓN 10/12, TERCERA RESPUESTA: El primer elemento de Vietnam era su comida. La gastronomía vietnamita es una de mis favoritas. Podéis ver la respuesta correcta aquí.
ACTUALIZACIÓN 20/12, CUARTA RESPUESTA: El segundo elemento de Vietnam eran sus paisajes. Tanto su patrimonio cultural, como su paisajes naturales. Podéis ver la respuesta correcta aquí.

Vivir en Tokyo

Vivir en Tokyo

Muchos de los que me conocéis ya lo sabíais, para el resto, esta era una noticia que tenía que dar: hace unos meses que dejé Osaka y comencé a vivir en Tokyo. Ya sabéis que siempre he sido un defensor de la región de Kansai y que, en los diez años que he vivido en este país, han sido ciudades como Osaka o Nara las que me han visto despertarme cada mañana. Vivir en la capital nipona nunca me había hecho ilusión. La gente y su forma de entender la vida urbana es muy diferente en las distintas regiones y si bien, todas tienen puntos positivos y negativos, yo ya tenía bien clara mi preferencia.

Vivir en Tokio

No obstante, hay veces que hay decisiones inevitables que uno tiene que tomar, ocasiones en las que sabes que tu lugar ha cambiado y que tienes que seguir el camino que has ido definiendo con tus anteriores pasos y eso me ha traído a mudarme. Una de las cosas más positivas que he encontrado a este cambio es que (dentro de unos años) podré hacer una comparación justa entre las regiones Kantō y en Kansai, ya que habré vivido lo suficiente en ambas. Otra de las cosas positivas es el barrio que he encontrado para vivir, ya que me costaba encajar en todos los lugares que me habían enseñado hasta ahora.

DSC_1908

Algunos, probablemente, al leer un título como el de este en post esperarían postales de lugares emblemáticos, cruces vestidos de neones o rascacielos reflejando el azul del cielo, pero no es el caso. Yo tenía muy claro que quería vivir en una zona tranquila, con el estilo de vida de un barrio pequeño en el que la gente se dice “¡Buenos días!” y se llama por su nombre. Pero también tenía claro que tendría que estar bien comunicado con el aeropuerto, las estaciones de tren bala (para poder moverme por todo el país) y, por supuesto, los puntos neurálgicos de la ciudad.

DSC_1900

Así que finalmente encontré mi hueco, un apartamento sin pretensiones, pero situado a menos de 5 minutos de la estación ferroviaria. Una estación por la que pasa el Narita Express y desde la que, en apenas 10 minutos, puedo llegar a Shinagawa para tomar el tren bala. De la misma manera tardo 20 minutos en llegar a lugares como Shibuya o Shinjuku sin necesidad de hacer transbordo. Además es un barrio con mucho encanto como podéis ver en las fotografías que acompañan a este artículo.

DSC_1888

Como se puede observar, es un barrio de suelo adoquinado, sin apenas coches y con mucha bici. Con cafeterías con terraza y fruterías que hacen chaflán. Con peluquerías donde también afeitan a navaja y tiendas pequeñitas en las que venden de todo. También hay muchos bares y restaurantes de todo tipo (dos de ellos “bares de tapas españoles”, o así se autodenominan ellos) y como no puede faltar en toda barriada, tenemos un pachinko y hasta pequeñas sucursales bancarias de las entidades más comunes, entre ellas una de la caja postal japonesa, que también nos hace de estafeta de correos.

DSC_1898

También hay una panadería cerca de casa que hace pan como el de Europa, aunque hay que consumirlo en el acto porque en cuestión de un par de horas se reblandece y se convierte en chicle. Hay clínicas y parques, supermercados y tiendas de conveniencia (“convini” para los amigos), pero lo que más me gusta es que los vecinos (o, al menos, una parte de ellos se conocen y se saludan). Aunque paro poco por casa, viva donde viva, a veces es bueno tener un punto de referencia aunque solo sea para dejar descansar la maleta entre viaje y viaje… ¿No creéis? 😉

DSC_1891