Ahora mismo lees el archivo de

Vietnam, Page 2

A mi regreso de Vietnam… (ベトナムから帰って来ました)

DSC_3198

Bueno, como ya sabéis, los miércoles hablo de mis andanzas fuera de Japón y, si ya os dije la semana pasada que venía de nuevo a Vietnam, creo que era de esperar que os hablara un poco de mi viaje allí.

DSC_2496

Esta era la segunda vez que iba, la primera ví la zona norte… desde la ciudad de Hanoi hasta las montañas de SaPa, pasando por las expresivas miradas y las interminables sonrisas, me enamoré de él, y, por fín he podido volver. Esta vez a la zona sur.

DSC_2985

Esta vez los barcos me llevarían por el delta del Mekong en vez de al laberíntico camino hacia la Pagoda del Perfume, y serían las calles de Saigón las que me invitarían a perderme en sus secretos y sus mercados…

DSC_2537

Pronto os hablaré de los lugares en los que he estado con detenimiento, pero de momento os dejo estas palabras, que aún huelen a una melancolía que seguirá allí, hasta que el barco vuelva a zarpar de regreso a este país que me tiene encandilado… Chúc ngủ ngon! 🙂

Miradas de despedida

<< MÁS FOTOS

De nuevo a Vietnam (も一回ベトナムへ行く)

I love those hats

Hoy, miércoles, hablo de mis viajes fuera de Japón, así que, con esta fotografía que tomé hace ya algunos años en las cercanías de Chùa Hương, empiezo esta entrada en la que os comunico con mucha alegría (ya que es un país que me encanta) que, por fín, viajo de nuevo a Vietnam. Tenía ganas de volver y conocer la zona sur desde hace tiempo, pero entre unas cosas y otras, no he tenido tiempo. Pero este fín de semana lo apuraré al máximo para poder escaparme a la ciudad de Ho Chi Minh, donde contaré con la guía sin excepción de Alberto “Saigón”… Uff!! Cuento hasta los minutos que me quedan para marcharme !! 😀

El pendular del norte vietnamita (ベトナムの夜の急行電車)

El tren nos llevo a LaoCai

Hoy, como cada miércoles, seguiré hablando de mis viajes fuera de Japón, esta vez voy a hablar del tren que lleva desde Hanoi, la capital de Vietnam, a Lào Cai’, en la zona norte del país, que es el acceso a las montañas de SaPa. Aunque ambas ciudades están a menos de 300Kms de separación el tren toma unas 8 horas en recorrerlos, por lo que el recorrido se suele hacer en coche-cama nocturno para llegar al destino con el amanecer.

Con el chacacha del tren

Os recomiendo comprar por libre los billetes de tren en Hanoi con un par de días de antelación y luego fletar un coche o camioneta en Lào Cai para que os lleve hasta Sapa, eso sí prepararos para un trayecto en contínuo ascenso y lleno de curvas. Esta opción es mucho más económica que contratar un tour con una agencia de viajes.

Lavabo del tren

Aunque el tren era antiguo y lento y las “camas” estrechas y duras creo que es una experiencia a vivir… y por cierto… el nombre de “Pendular del norte vietnamita“, no es su nombre real, es un pequeño homenaje a una película española… ¿alguien adivina a cuál?

¿Hace una copita?

La tienda de los horrores

En los países del sudeste asiático, especialmente los culturalmente influenciados por China, tienen una gran variedad de licores obtenidos de animales que, desde un punto de vista occidental, pueden resultar poco apetitosos. Por ejemplo, paseando por un de los mercados de Sapa (en Vietnam) me encontré con este mostrador que veis en la fotografía.¿ Cuantos bichos reconocéis? 😉

Por cierto, supongo que muchos de los que leáis esta entrada habéis vivido experiencias similares. Estaría bien que enlazarais fotos o post de vuestros blogs en los comentarios que hablando de las bebidas extrañas que os habéis encontrado en cualquier lugar del mundo.

La Pagoda del Perfume

Esta vez vuelvo a Vietnam para hablaros de uno de los lugares más bellos de la zona norte (aunque mi favorito sigue siendo Ha Long). Se trata de La Pagoda del Perfume (Chua Huong), un santuario que encontraremos en la espesura del ancestral monte Huong Tich, mas allá del río Day.

DSC02581

Para acceder hasta aquí, recomiendo coger un autobús en Hanoi (tarda algo más de dos horas) y luego fletar una barquichuela que nos lleve hasta el pie del monte. Una vez allí tenemos dos opciones, andar los 14 kilómetros de monte que nos separan de la pagoda o coger el teleférico (siento decepcionaros, pero después del ritmo que habíamos llevado durante el resto del viaje, opté por la segunda opción).

DSC02681

Una vez allí varios templos, pagodas y altares que nacían de las rocas nos sorprendían. Me cuesta mucho expresar la belleza de aquellos lugares en un marco natural tan hermoso. Solo me queda invitaros a que lo descubráis vosotros mismos. Alberto Moreno, también nos hablaba hace poco de este maravilloso lugar.

DSC02660

Podéis ver más fotos en este set de mi flickr.

Chapuzón en la bahía de Ha Long

Como ya os conté, cuando estuve en la Bahía de Ha Long durante mi viaje a Vietnam, tuvimos la posibilidad de pasar una noche allí, anclados entre las miles de islas y disfrutando de uno de los atardeceres más bellos que jamás he visto.

Pues bien, he de confesar que no todo fue contemplación, que antes de que anocheciera decidimos darnos un chapuzón en la bahía. Habíamos estado antes en una pequeña cala de una isla, pero después nos quedamos con ganas de algo más de aventura, así que decidimos saltar al agua desde la cubierta superior del barco, que aunque no era muy alto, creédme que daba impresión cuando te asomabas al bordeVista típica

La hazaña fue grabada en vídeo y me veo en la obligación de compartirlo con vosotros…

Disclaimer : cualquier parecido con algún juego de LucasArts es pura coincidencia) 😉