Ahora mismo lees el archivo de

Japón, Page 2

El reloj de agua de Kanazawa

La primera vez que fui a Kanazawa, al salir de la estación de JR, varias cosas que me llamaron la atención. Una fue el Tsuzumi O-Torii, que es una mezcla entre un Tsuzumi y un Torii que se ha convertido en uno de los símbolos de la ciudad. La otra, su original reloj de agua que, además de marcar la hora, muestra mensajes de bienvenida con un sistema de pequeños chorros de agua controlados por una válvulas que se gestionan por ordenador. Creo que mejor que describirlo con palabras, lo mejor es que veáis el vídeo. A mí, personalmente, me pareció bastante original.

Máquina expendedora de Tenugui

手拭い販売機

Ya sabéis que en Japón, una de las cosas que podemos encontrar en abundancia son máquinas expendedoras, pero me refiero a solo las habituales de bebidas, si no a la amplia variedad que existe en todo el territorio nipón, en las que podemos comprar de todo. Hoy os traigo una que me llamó especialmente la atención un día que paseaba por mi querida Nara (ciudad en la que viví dos años): una máquina expendedora de tenugui y pañuelos de tela.

Máquina expendedora de Tenugui

Los tenugui, son piezas rectangulares de tela, normalmente de algodón y, aunque sus medidas pueden variar, están en torno a los 90cm de largo por 35 de ancho. Hay diferentes tipos y su uso es bastante variado, los más simples se usan como toallas o como prenda en algunas artes marciales (como el Kendo), pero también los hay con un acabado muy fino que se usan con fines decorativos, algunos son tan lindos que se enmarcan. Parece que en Nara y otras ciudades de la región de Kansai se ha puesto de moda vender este tipo de ornamentos como omiyage (souvenirs) y por eso una tienda de recuerdos de la ciduad ha decidido poner una máquina y poder seguir vendiéndolos las 24 horas.

Tenugi Vending Machine

Además de los tenugui, que valen entre 840 y 1680 yenes, se pueden comprar pañuelos de tela por 340 y 420yenes, y mascarillas de tela por 650 y 690 yenes (pulsad sobre la cantidad para ver su equivalencia en Euros). Los precios dependen del tamaño del producto. Para finalizar, y como anécdota, destacar que en la parte superior de la máquina, pone, en la derecha: ちっちゃなおみやげ屋 (pequeña tienda de recuerdos) y en la izquierda: ごめんねたばこじゃないのです (lo sentimos no es una máquina de tabaco). ¿Qué os compraríais vosotros? 😉

Shimekazari (注連飾り)

Shimekazari

Como cada año por estas fechas, os voy a hablar de otro elemento que caracteriza al año nuevo japonés. Cada año voy descubriendo uno y, en esta ocasión, se trata del Shimekazari (注連飾り), un adorno tradicional que, la primera vez que lo vi, me recordó a esas enormes sogas con unos papeles blancos colgando que se pueden ver en muchos santuarios o elementos sagrados del sintoísmo (la religión propia de Japón), por ejemplo en estas puertas torii:

Shimenawa y Shide

Esta cuerda, hecha de paja de arroz (llamada Shimenawa) y las tiras blancas que cuelgan (llamadas Shide) delimitan un espacio sagrado en el que no tienen cabida los malos espíritus, así que podríamos considerar que el shimekazari es un derivado en miniatura que protege nuestra casa, colegio o lugar de trabajo (dependiendo de a la entrada de qué lugar lo coloquemos) para recibir el nuevo año sin ninguna influencia negativa. No obstante en este adorno hay versiones muy sofisticadas con muchos más elementos que no veremos en los santuario, fijaos en la siguiente imagen:

lobster

Por ejemplo, la mandarina de las fotografías (que es realmente un tipo de naranja amarga) se llama daidai (en japonés 橙) que se pronuncia igual que otra palabra japonesa (que se escribiría 代々) que se podría traducir como “de generación en generación” indicando la permanencia de la familia. Los brotes de pino (y a veces de otras plantas) indican esperanza y descendencia y otros elementos, como la langosta, indican larga vida. Como veis, todo ornamento tiene su significado. En realidad, hay muchos más que no comento, pero os invito a descubrir qué significado tienen. 😉

Shimekazari Taxi

La imagen sobre estas líneas es simplemente una curiosidad y es que, bastante gente, sobre todo la que tiene que usar un vehículo frecuentemente (taxistas, transportistas, comerciales o simplemente gente que toma el coche cada día para ir al trabajo), pone también un shimekazari en la parte frontal del mismo.

Para terminar, me gustaría recordar otros elementos del año nuevo japonés que he ido mencionando en años anteriores:

¡¡ FELIZ AÑO NUEVO A TODOS !!

En el nuevo Shinkansen E7

Shinkansen e7

Como ya sabéis, los trenes japoneses me encantan y cuando sale un nuevo modelo de tren no me basta con leer o escribir sobre él (un copiar/pegar de una ficha técnica está bien, pero no me llena). Yo necesito probarlo personalmente y contar una experiencia de primera mano. Así que, como ya hice con el servicio Sakura o los shinkansen de la serie e5, hoy voy hablar del nuevo Shinkansen e7 series.

Shinkansen e7

Este modelo empezó a circular el 15 de Marzo de este año (2014) realizando el servicio Asama entre Tokyo y Nagano. Yo tuve la oportunidad de utilizarlo este verano (cuando apenas llevaba unos pocos meses en circulación) para hacerme una de mis habituales escapadas. Se supone que en 2015 empezará a cumplir otros servicios entre la capital nipona y Kanazawa, pero de ellos ya hablaré cuando los pruebe.

Shinkansen e7 ASAMA 515

Lo que más me gusto inicialmente fue su aspecto exterior (lo había visto en imágenes, pero en verlo vivo es otra cosa): los colores externos rompen con la línea que venían llevando las series anteriores y, en mi opinión, este diseño es más atractivo porque tiene un toque más futurista. El interior, en cambio, no me sorprendió tanto, me recordó mucho al del Shinkansen e5 series que, al igual que éste, cuenta con 3 clases, la turista, la Green class y la Gran class (que sería la de máxima categoría).

Shinkansen e7 Seats 1

La fotografías que hay junto a estas líneas muestran los asientos de la clase turista. El tren en el que yo monté tenía 12 vagones, 10 eran para esta clase, y luego había un solo vagón para Green y otro vagón para Gran Class, cuyo interior puede verse pulsando aquí. En esta otra foto (también de clase turista), si os fijáis bien, se ven los enchufes que hay en el zócalo que hay junto a los pies, como ya pasaba en otros modelos más antiguos de Shinkansen (para mí, este detalle es muy importante).

Shinkansen e7 Seats 2

Los vestíbulos tienen todos cámaras de seguridad y están diseñados en formas redondeadas pero con colores y diseños austeros. En ellos se albergan los baños y unos lavabos con sensores para el agua, el jabón y el aire caliente para secar, acompañados por un espejo. Aunque, en mi opinión, lo más destacable de estos espacios es su amplitud, especialmente este, que es el que está entre los dos coches de clases superiores:

Interior Shinkansen e7 1

Pero puestos a hablar de amplitud, me gusta mucho la tendencia de los últimos diseños de shinkansen de hacer los servicios muy cómodos y enormes para que también puedan ser utilizados por personas de movilidad reducida. Otro detallazo es el enorme espejo que te ponen al fondo de los mismos, así sales totalmente “como nuevo” por fuera y por dentro jajaja. Aquí podéis ver cómo son los baños de uno de los vestíbulos de clase turista:

Shinkansen e7 Toilets (open)

Sé que muchos preguntaréis el que por qué hay tantos tipos diferentes de trenes de alta velocidad en Japón y bueno, hay muchas razones para esto: cada tipo de vía tiene necesidades diferentes (sobre todo para adaptarse a la alta velocidad), hay modelos que se van quedando obsoletos (no olvidemos que el shinkansen ha cumplido ya 50 años), también cada fabricante (aunque, en la mayoría de los casos, diferentes compañías niponas trabajan juntas) tiene su modelo predilecto… pero lo que está claro es que en el país del sol naciente la cultura ferroviaria es diferente a la del resto del mundo. (y eso que en España también tenemos un largo recorrido en cuanto al ferrocarril se refiere).

Shinkansen e7 ladies

No me gusta que me digan Sayonara

LABIOS

Las puertas del vagón se volvían a cerrar. El tren que nos llevaba de Kyoto a la vecina Osaka seguía su marcha. Había bastante gente (la gran mayoría, jóvenes) pero yo estaba sentado y no prestaba mucha atención. Había bebido algo de vodka con un amigo antes de montarme, aún podía sentir partículas aromáticas de la bebida emanando de entre mis labios, pero no eran lo suficientemente fuertes como para combatir el característico olor de los vagones de la línea Hankyu. Me gusta coger esta línea, es económica, hay pocos turistas y para mí siempre estará rodeada de cierta melancolía, ya que es la que tomaba cuando empecé a vivir aquí y tenía que moverme a cualquier punto de Osaka desde el campus de Minoh.

No-No-chan tímida

Cuando el tren paró en la siguiente estación, la mujer que estaba a mi lado se levantó de su asiento para apearse y, en su lugar, se sentó una chica joven, aunque no pude definir su edad. Llevaba la cara oculta tras una amplia mascarilla y su cabello apenas me dejaba distinguir dos vivarachos ojos, así que era difícil saber de qué edad sería, pero yo apostaba que no mas de veinte. Ella, al percatarse de mi escrutinio, sonrió. Pude saber que sonreía por que sus ojillos se estrecharon detrás de su flequillo y ella acompañó el gesto con un breve movimiento de cabeza, ejecutado de una forma tan sutil (pero espontánea), que dejaba claro que era una reverencia y no una señal de asentimiento.

El que espera, desespera

Mi móvil comenzó a vibrar en el bolsillo (en Japón siempre lo llevo sin sonido) miré quien llamaba, acepté la llamada y, en voz muy baja, dije brevemente que estaba en el tren y que luego volvería a llamar:”Ima densha no naka, ato de denwa shimasu ne!”(今電車の中。後で電話しますね!). Esto se hace por que aquí es de mala educación hablar por teléfono en el transporte público (aunque hay gente que lo hace, pero la mayoría de los nipones, si lo cogen, es para decir que luego llamarán y cuelgan rápidamente como hice yo). El caso es que la chica de al lado me escuchó hablar japonés y me dijo una de las tres frases que más escuchará un expatriado en Japón a lo largo de su vida:

Ayako chan found something !

“Nihongo jouzu ne!!”(日本語上手ね!) algo así como un “¡Qué bien hablas japonés!”. Las otras dos son “O-hashi jouzu ne!!”(お箸上手ね!) que significa “¡Que bien comes con palillos!” y la última es “Kakkoii!”(かっこいい)” que significa “¡Que guapo!” o “¡Que chulo!”. No me malinterpretéis, no digo que no guste el escucharlas… al fin y al cabo es un halago, al principio hace mucha ilusión (sobretodo la primera o la última), pero cuando después de un tiempo oyes que durante años te las dicen diferentes personas con el mismo tono, de la misma forma y cuando ni estás guapo, ni has hablado más allá de un “¡gracias!”, ni has empezado a comer con los palillos, entiendes que realmente no significan nada, simplemente es una forma de iniciar una conversación con un extranjero haciendo que se sienta bien.

DSC_5055

Como la chica se había sorprendido de que hablara japonés, respondí comentándola que ya llevaba muchos años en Japón, que había estudiado en tal y cual universidades, que había trabajado para tal y cual empresas y, así, como quien no quiere la cosa acabamos hablando de nuestras vidas… El tren llego a Umeda, final del trayecto, y allí nuestros caminos se separaban, antes de pasar la máquina de control de billetes y, con una distancia prudencial, ella se paró frente a mi y me dijo que le sorprendía el haber tenido una conversación en japonés tan larga con un extranjero, que era la primera vez que le pasaba, que iba a estudiar inglés con mucho más esfuerzo ahora que me había conocido y que esperaba algún día hablar un idioma extranjero como yo hablaba japonés. Esta vez sí que pude notar total sinceridad en sus palabras.

Yo te hice la foto antes

Yo insistí en que aún me quedaba mucho por aprender, que era un idioma muy difícil y que no se impresionara, que al fin y al cabo, solo había sido un japonés “nivel conversación de tren” (sus ojillos volvieron a entrecerrarse delatando una nueva sonrisa bajo su mascarilla). Acompañé mis palabras de agradecimiento con una reverencia, ella me respondió con otra. Antes de darse media vuelta e irse me dijo “Jaa, mata kondo ne!”(じゃあまた今度ね), algo así como un “¡Hasta la próxima!”, respondí “mata ne”(que se podría traducir como “nos vemos” o “hasta pronto”) y esta vez fui yo quien sonrió. Me encanta la gente que se despide sabiendo que, por muy grande que sea el mundo te volverá a encontrar. En cambio, no me gusta que me digan Sayonara, aunque sea por mera formalidad.

El kanji del año 2014

B4omZrSCUAAwwFH
Fotografía vía nippon.com

Cada 12 de Diciembre en Japón, se hace público en una ceremonia en el templo Kiyomizudera de Kyoto un kanji que se vota como el que más representa lo sucedido en el año. El kanji del año 2014 ha sido zei (税, que significa “impuesto”), ya que este año ha habido una subida del IVA japonés del 5% al 8%, después de casi 2 décadas sin haberse cambiado. Este cambio, ha afectado más de lo esperado a la economía japonesa y de hecho se ha retrasado al 2017 otra subida del 8% al 10% que se pretendía hacer el año que viene.

El que la ceremonia se realice el 12 del 12, es por varias razones: Diciembre es el último mes del calendario y se puede hacer un resumen del año completo, también a los japoneses les gustan este tipo de fechas simétricas (el 3/3 el Hina Matsuri, el 5/5 día del niño, el 7/7 Tanabata, etc) y por último combinando las diferentes lecturas que podría tener en japonés: 1212 se podría llegar a esta “ii ji ichi ji” que podría transcribirse como “良い字一字” (literalmente traducido “un buen kanji”).

B4omZrSCUAAwwFHTT

No había hablado de los kanjis del año desde 2008, que se eligió el de cambio(変), por los cambios políticos que se dieron a nivel global. Los años subsiguientes los kanjis fueron:
2009: Shin (新), nuevo. Por el gran cambio político que se dio en Japón ese año y la crisis mundial con la aparición de una nueva enfermedad, la gripe A-H1N1.
2010: Sho (暑), calor. Por que ese verano estuvo marcado por una ola de calor y hubo una subida general de las temperaturas.
2011: Kizuna (絆), lazos emocionales entre personas. Por la unión de los japoneses frente a la adversidad, con la llegada del terremoto y tsunami de aquel año.
2012: Kin (金), oro. Por las medallas de oro conseguidas durante los Juegos Olímpicos.
2013: Wa (輪), anillo o aro. Por la elección de Tokyo como ciudad olímpica para el 2020.

¡ BUEN FIN DE SEMANA A TODOS!