Ahora mismo lees el archivo de

Page 3

La chica del tren

Wudang Shan

Hoy, como es miércoles, hablaré de uno de mis relatos fuera de Japón, este concretamente se sitúa en China en uno de esos viajes al interior del país… uno de esos viajes repletos de gratas sorpresas que te recuerdan las ventajas de viajar solo. Viajaba camino a los montes Wudang, en la provincia de Hubei (que no es un lugar de famosos monumentos pero ha resultado ser uno de los lugares con la gente más acogedora o los paisajes más impactantes de los que he estado.)

武当山

El caso es que para llegar hasta allí tuve que partir de Wuhan, la capital de la provincia y allí tomar un tren regional que se componía de vagones cama que consistían en un enorme pasillo en el que te ibas encontrado a un lado grupos de seis literas (sin puerta ni nada). Como no había más extranjeros en el tren (por lo menos en la clase barata que es la que yo escogí) desde el principio todo el mundo se fijó en mí pero nadie me dijo nada… nadie excepto una joven estudiante que sabía un poco de inglés (véase en la foto) y que había estado ya mirándome tímidamente un rato. Quería practicar inglés y no sabía cómo decírmelo… ;)

La niña del tren

Empezamos a hablar en “chinglish” y más o menos nos entendimos. Me comentó que su novio era de Wuhan y que venía de haber pasado el fin de semana con él en la capital, también me dijo que le gustaba practicar inglés pero no tenía con quién. Así mismo, me dió muchos consejos sobre el lugar al que me dirigía y para colmo, como la venían a buscar en coche unos familiares, se empeñó en que fuera con ellos y que así ya me dejarían en el hotel. Las horas pasaban en el tren y nuestra conversación las hacía parecer minutos, mientras la vida seguía desarrollándose en el vagón…

Train to Wudang

Cuando el tren paró en la estación de WuDangShan, bajamos y, al salir de la estación, tal y como la chica del tren me había dicho (no consigo recordar su nombre), allí estaban sus familiares. Me recibieron con una sonrisa y con un gesto me invitaron a entrar al coche. Durante el breve trayecto, que apenas duró unos minutos, haciendo uso mi escaso chino y mucho ingenio les hice saber mi nombre, que era español y que estaba no había venido al monte a hacer artes marciales, si no fotografías. Llegamos a una bocacalle peatonal y me hicieron señas de que entrara a un patio donde podría acceder al hotel. Les di las gracias y me bajé. (ya no les volvería a ver durante este viaje)

武当山

En el patio había un grupo de niños y niñas de entre 7 y 10 años jugando. Al verme se dirigieron a mí (se ve que no vienen muchos occidentales a este alojamiento) sin dejar de sonreir, yo dejé la mochila en un rincón y para jugar brevemente con ellos. Ellos no hablaban inglés, yo apenas hablo chino… pero nos entendimos perfectamente. Pasé al hotel y la persona que me atendió (que era otra joven de unos 20 años) también fue muy amable conmigo, aunque tampoco hablaba un inglés. Entre que nos entendíamos o no, los niños entraron en la recepción y simularon que también me atendían imitando a la recepcionista. Fue una situación muy simpática. No obstante, no me entretuve mucho más. Quería llegar a ver el atardecer al cercano lago Taichi, así que en cuanto conseguí la llave de mi habitación subí rápidamente para dejar la mochila… (continua aquí)

El tren de Ampanman

El tren de Anpanman

Ya os hablé hace tiempo de Anpanman, una serie de animación que pasó por España con más pena que gloria pero que aquí, en Japón, es todo un símbolo. Pues bien, durante mi itinerario por Shikoku y Kyushu, sin siquiera haberlo planeado, uno de los transportes que tuve que tomar fue El tren de Ampanman:

ANPANMAN TRAIN

En realidad no es más que un tren expreso con el exterior y varios vagones adornados con motivos de la serie pero la verdad, (llamadme infantil si queréis), es que cuando lo vi me volví loco. Fue como cuando tuve la oportunidad de volar en el Hello Kitty Jet en una de mis visitas a Taiwán.

YOSANSEN

Si en el exterior de los vagones (véase la primera fotografía del post) ya había ilustraciones, en el interior, la decoración está cuidada al detalle: las paredes, los techos, las mesas plegables, los pasillos donde se encuentran las máquinas expendedoras e incluso el rótulo con el número de asiento que especifica si te toca ventana o pasillo tenía la forma de la silueta de “Baikinman“, uno de los personajes de la serie que era un motivo recurrente en todo el vagón:

Window Aisle

Luego me di cuenta que esto era debido a que no existe un solo tipo de trenes de esta serie, si no 3 tipos que operan en diferentes líneas de JR Shikoku (de hecho si pulsáis en el enlace veréis que en la portada de la web de la compañía sale uno de ellos). Bajo estas líneas os dejo un mapa tomado de la web oficial de los vagones de Anpanman:

アンパンマン列車

Como véis, en este caso estaríamos en el ferrocarril de la línea representada en azul, la Yosan, pero hay otros dos tipos de trenes de Anpanman: el de la línea Dosan (en rojo) y los de las líneas Tokushima y Kōtoku (en naranja clarito). Cada tipo pone énfasis en un personaje diferente de la serie que se asocia a cada uno de los colores. En total hay unos 20 vehículos en toda la red.

列車販売機

Estos trenes llevan en marcha desde el año 2000, pero como yo suelo estar en la región de Kansai y no suelo frecuentar estas tierras (Shikoku) no conocía de su existencia. Al parecer también hay autobuses temáticos en la zona, así que tendré que volver a ver si los encuentro. Ya sabéis que no suelo hablar de lugares en las que no he estado o, en general, cosas que no he vivido de primera mano.

Tren de anpanman

Otro detalle que me encantó es que las mesitas de los asientos cuando están plegadas tienen un pequeño juego para niños, en plan seguir el hilo, resolver el laberinto, asociar formas o encontrar las diferencias (no se si se ve un poco en la imagen sobre estas líneas). El caso es que a mi me mantuvo entretenido, así que a otro niño más joven ni te cuento… ;)

Techo

Y bueno, para finalizar os dejo esta foto mía todo feliz y acomodado en el interior del tren, aunque ya os dí un adelanto similar en mi instagram. ;)

Ampan Flapy
¡FELIZ COMIENZO DE SEMANA A TODOS! :)

Dai Chōchin Matsuri (大提灯祭り)

大提灯

El Dai Chōchin Matsuri (大提灯祭り) es un festival de los muchos que se dan en la época estival japonesa. Este es especialmente visual y colorista, uno de esos que se dan en barriadas y pequeños pueblos y que enamoran al visitarlos. No es un festival muy conocido y en eso reside su magia, se celebra mediados de Julio y Agosto en las afueras de la ciudad de Nishio, cerca de Nagoya.

屋台

El festival tiene lugar en el santuario Sintoísta de Suwa Jinja. Para llegar hasta allí hay que tomar un tren de la línea Meitetsu y luego un autobús. Tras ello, no hacen faltan muchas indicaciones, solo tendremos que andar un poco hasta encontrar los típicos puestos o Yatai (véase la imagen superior), siguiendo el camino de tiendas y de gente en yukata pronto llegaremos al lugar adecuado. ;)

諏訪神社

Su nombre significa literalmente “el festival de los grandes faroles“, ya que Dai(大) significa grande y chōchin (提灯) se refiere a los farolillos de papel ilustrados (al estilo de China, de hecho son originarios de allí). ¡OJO! Esta palabra se lee con “O” larga, es decir, no se lee “chochín” ni es el festival de los grandes chochines. XD

提灯

Si cae en día de diario, como fue mi caso, el ambiente es genial, por que no está saturado de gente y, sobre todo, se ven familias y gente joven. Me hizo gracia cómo las chiquillas se saludan entre ellas, diciendo lo bonitas que son las yukatas (kimonos de verano) de unas y otras, pero cuando vino un grupo de ellas con ropa de calle, también empezaron a decir 可愛いね!(kawaiine), en plan… “¡Que monas qué vaaaais!” y se pusieron a hacerlas fotos. Yo me partía… aquí todo vale… xD

若者

Todo esto es el previo, ya que el momento álgido del festival viene con el anochecer, cuando se iluminan los farolillos. Durante toda la tarde, el personal responsable abre los faroles y permite a la gente que se asome a ellos (sin entrar), pero con el atardecer meten unos farolillos más pequeños dentro de los grandes para iluminarlos levemente, lo suficiente para mantener a los espíritus malignos alejados, ya que ese es el motivo de este festival.

スタッフ

Según la leyenda, hace ya más de cuatro siglos que los espíritus malignos del mar empezaron a entrar cada otoño a las tierras cercanas desde la bahía de Mikawa para robar y saquear las cosechas, arrasando con todo lo que se cruzaban. Finalmente, los campesinos, se reunieron en el santuario de Suwa y oraron para ahuyentar a los demonios. La solución que se les dió fue que, si hacían faroles lo más grandes que pudieran y los iluminaban ciertos días del verano al atardecer, en el otoño ningún espíritu malvado les molestaría.

大提灯祭り・夜

Y así fue… desde entonces, cada verano desde hace más de 400 años, la tenue luz que titila en el interior de los grandes faroles manteniene a los demonios del mar alejados y al pueblo unido en una fiesta llena de colores…

Noveno aniBLOGsario

愛媛

A veces no nos damos cuenta cómo pasa el tiempo… nueve años ya… nueve años desde que comencé este blog con esta entrada, la víspera del inicio de mi nueva vida en Japón, un punto de inflexión en lo que sería mi futuro y mi actual forma de ver las cosas y concebir este pequeño gran mundo en el que vivimos. Sí, celebramos el noveno aniblogsario de esta bitácora.

露天風呂
Foto de un solitario rotemburo perdido en las montañas de Shikoku

Desafortunadamente este año se ha caracterizado por ser el de más sequía en el blog (a nivel de contenido). Me he metido en más y más proyectos, hasta prácticamente estar ocupado todo el día y apenas tener tiempo para el blog. No obstante, ahora que pasaré unas semanas más tranquilo espero poder poner un poco el freno a mi ritmo de vida y organizarme mejor a este respecto.

Yukata
Fotografía de la sesión “Yukatas are sexy” que
hice a principios de este año

Ya comenté el año pasado que se estaban dando muchos cambios y que estaba muy orgulloso de cómo estaba lidiando con ellos, pues bien, estos últimos 12 meses han sido más bien un periodo de adaptación y creo que, una vez finalizado este proceso, voy a poder organizarme mucho mejor, priorizando más y retomando proyectos como Japoneando, que llevan ya muchos meses en el olvido aunque la gente lo sigue demandando día a día.

魚

No obstante, antes de despedirme, me gustaría cerrar este artículo dando las gracias a los verdaderos artífices de la continuidad de esta bitácora: todos vosotros. Mantener un blog durante tanto tiempo no es tarea fácil pero sois muchos los que me animáis con vuestros comentarios y vuestro apoyo. Me prometí a mí mismo, cuando empecé, no ponerme reglas de continuidad y solo escribir cuando me apeteciera, y el saber que estáis ahí, me anima mucho más de lo que pensáis… ありがとうございます!

伏見稲荷大社にお詣りする二人の舞妓さん
Foto de mi instagram: Las maiko Satsuki y Marika
oran en el Fushimi Inari Taisha de Kyoto

Hamburguesas negras

Burger King Japan

Creo que desde que probé la donut burger no escribía ningún post probando alguna hamburguesa rara japonesa, así que he vuelto a las andadas aprovechando esta arriesgada promoción de Burger King en Japón que comenzó hace unos días (el 19 de Septiembre) que consiste en vender de forma temporal hamburguesas negras que lucen como esta de la fotografía:

KUROダイヤモンド

La hamburguesa es de carne de ternera, pero bañada con salsa de soja mezclada con pimienta negra, cebolla y tinta de calamar. El pan y el queso también son negros, al parecer por que están horneados con carbón vegetal. Se vende en su versión con solo estos ingredientes o acompañada también de lechuga y tomate, que es la versión que yo elegí. Para colmo, por el precio que cuesta esta hamburguesa (690yenes, se regala un refresco de cola que completa la gama de colores oscuros con los que la ya mencionada cadena de comida rápida ha querido “dar la nota”.

Hamburguesas negras

Respecto al gusto, es original, pero nada más allá, yo ni repetiría. Si bien la carne, la lechuga y el tomate es el mismo que en las hamburguesas habituales, el matiz ahumado (por definirlo de alguna forma) del queso y el pan neutraliza el sabor propio del bocadillo y, personalmente, me dejó indiferente. Cualquiera del resto de opciones del menú me hubiera dejado una sensación más sabrosa. En conclusión, una buena acción de marketing pero una hamburguesa, en mi opinión, regulera… ¿habrá gente a la que le haya gustado?

KURO Diamond

Nuevas Cápsulas First Class

First Cabin

Ya hace mucho tiempo que os hablé de los hoteles cápsula japoneses, unos alojamientos de bajo coste en los que se optimiza el espacio al máximo en los que la gente dormía en habitáculos como si de cápsulas se tratase cuya única separación del pasillo del resto de la planta es normalmente una persiana o biombo. El otro día leí en un artículo que algunos de estos hoteles habían incorporado unas “nuevas cápsulas First Class“ a sus instalaciones así que no dudé en probarlas, resulta que lucen tal que así:

First Class Cabin

Como veis, son un híbrido entre una habitación de hotel de negocios y una cápsula clásica, de hecho, la habitación no tiene puerta si no un biombo para respetar tu intimidad (solo la visual, por que se oye todo). Aun así, es un gran avance en cuanto a tamaño y comodidad ya que, mucha gente que antes no podía ni siquiera plantearse este tipo de hoteles porque les daba claustrofobia, ahora pueden darles una oportunidad:

Capsula

El diseño es bastante molón, con tintes futuristas (seguro que así dormirán en un futuro los tripulantes de cruceros espaciales) y la habitación es bastante completa, el colchón y, por supuesto hay conexión a internet inalámbrica en toda la instalación. Como no hay puertas, aprovechando el espacio de debajo de la cama, hay un cajón que se cierra con contraseña, para que puedas dejar tus cosas allí e ir a ducharte o irte a cenar sin miedo de que puedan sustraerlas.

Cajón

Los “amenities” incluyen, cepillo de dientes, gorro de ducha, toalla de baño, toalla de manos, cuchilla de afeitar (en los baños de hombres) y un pijama (que no es yukata, si no de camiseta y pantalón) para moverse por el hotel ya que, manteniendo el espíritu de los hoteles clásicos, aunque chicos y chicas están separados en diferentes plantas, gran parte de la vida se hace en las zonas comunes, el comedor, la sala de las máquinas expendedoras, duchas, servicio, etc.

Amenities

Es cierto que la habitación no es muy amplia, pero la cama está bastante bien, tienes espacio para guardar tus cosas de valor, una mesa por si tienes que hacer algo en el ordenador, varios enchufes y una pantalla de televisión bastante decente que puedes disfrutar tumbado con los auriculares puestos (para dejar dormir al resto, ya os digo que una de las “paredes” es una triste cortina y se oye todo).

Interior

No obstante, el punto fuerte de estos hoteles son su bajo coste. Por ejemplo, esta cápsula, que pertenece a un hotel situado en el centro de Kyoto apenas me costó 3495yenes por una noche (púlsese sobre la cantidad para ver el cambio en Euros), que aunque es un 20% más cara que las cápsulas habituales creo que es un dinero bastante bien invertido. Además esta estancia, me sirvió para darme cuenta de lo mucho que habían cambiado este tipo de hoteles desde la última vez que estuve en uno. Podéis hacer vuestras reservas desde esta página.

Auriculares