Aqui me realizo como «currito»

Hola a todos de nuevo,

Como ya os dije, estos días, mi Tío Oscar iba a venir a verme a Japón desde España. Y, la verdad es que estamos haciendo muchas cositas, moviéndonos mucho por aquí y por allí y disfrutando . Pero esto os lo contaré en próximos post, cuando esté más tranquilito, y pueda dedicarle el tiempo que se merece. Mientras tanto «desenpolvaré este borrador» que tengo guardado desde hace un tiempo en el que, al igual que , en su momento, os presenté el lugar donde vivo… os presentaré esta vez el lugar donde trabajo.

La verdad es que no sé por donde empezar así que iré de «dentro»de mi puesto a fuera (por llevar un orden). Así que lo primero, el sitio exacto donde me siento, en la foto, fácilmente identificable por la chapita de España encima del monitor. En mi lugar está el peluche de mi compañero, que a veces rapto para recostarme un poco…para que me haga compañía en las intensas noches de laboratorio (que las hay, las haaay… y muchos lo sabéis). Como véis tengo una máquina Windows, una Sun UNIX, y luego un portatil para pruebas… pero ese no sale en la foto. Acabo de montar un servidor SUN en el datacenter que tenemos, pero vamos que ese tampoco viene a cuento sacarlo!!

Bueno, si vamos saliendo un poco hacia fuera, a la entrada del laboratorio nos encontramos con esta línea que nos indica que a partir de aquí no se puede entrar calzado(aunque sea con suripas -zapatillas de estar por casa-, ya que , dentro del laboratorio, solo se puede ir descalzo o en calcetines. Las pantuflas (o babuchas o como queráis llamarlas) que véis son porque normalmente, al llegar, dejas tus zapatos (o zapatillas deportivas) en el casillero que veis a la derecha en la fotografía y dejas a mano un calzado cómodo por si sales del laboratorio para ir al servicio, o a la cafetería, o simplemente para que, al salir del laboratorio , no tengas que calzarte otra vez para un ratito (o ir descalzo por los pasillos).

Si seguimos yendo hacia fuera nos encontramos con estos paneles.Uno de ellos, es un plano simple que marca la ubicación de cada uno de los investigadores y estudiantes del laboratorio en el mismo, por si alguien de fuera quisiera dirigirse a alguien en concreto. El otro, es un cuadrante en el que se marca la disponibilidad de cada uno (es muy común también en las empresas), en las columnas hay diferentes ubicaciones, y en las filas los nombres de cada uno. Luego cada uno tiene un imán, y marcas donde estas en las coordenadas de tu nombre y dónde te hayas (por ejemplo, sala de servidores, sala de conferencias, clases, sala de reuniones, laboratorio, etc…) De esta manera, viendo este cuadrante, supuéstamente siempre estas localizable o se sabe si estas disponible o no… pero esto es pura teoría… la «cruda realidad» es que la gente acaba por no actualizar su imán y… no solo eso !! un día llegas y ves que alguien ha hecho figuritas y dibujitos colocando los distintos imanes de distintas formas y al final acaba siendo un cachondeo… pero bueno.. la intención es lo que cuenta.

Mas adelante, si sigues por el pasillo, dejando de lado los servicios tienes una mini cocina… aquí tienes cafetería, fregadero, frigorífico, microondas y una pequeña cocina para salir del paso en caso de que necesites comer en el trabajo. Los materiales son comunes, para comer cada uno trae su tapper o «bento» y luego todos ponemos un fondo comun para el café, té, galletas y similares, que bien me valen de desayuno y/o ese picoteo entre-horas que tantas calorías me cuesta !!. Lo que véis al fondo es nuestro querido asiento-diván de masajes. Y es que, justo al final de esta cocina esta la llamada «zona de relax«, que os presento a continuación. El sillón de masajes es una de las piezas clave de esa zona, aunque hay muchas otras que os cuento ahora mismo.

Como veis, en esta parte no nos falta de nada. Justo en el angulo ciego de la fotografía estaría el sillón de masajes, luego tenemos una guitarra acústica y otra eléctrica ( dicen que la «musica amansa a las fieras» y creédme, como medida anti estress, tocar un rato, es infalible…) curiosamente todos sabemos algo de música (yo estudié un 4 años solfeo y me defiendo – muy mal, pero bueno – tocando el piano , la guitarra y el bajo) y, de todos nosotros, el que mas y el que menos, toca al menos de oído. Ademas, varios sensei son amantes del rock y por ejemplo mi supervisor, el profesor Fujikawa tiene su propia colección de guitarras y toca bastante bien (la guitarra eléctrica es donación suya). Por otro lado tenemos esa estantería, llena de mangas y otras revistas, aunque los de Ciencias de La Información tenemos fama de «Otaku»(al menos eso dicen las de biología: que somos unos «frikis»…) hay lecturas de para todos los gustos, eso sí, he de reconocer que las publicaciones sobre manga y videojuegos son los artículos predominantes, aunque yo no puedo leer todo debido a que están íntegramente en japonés (algunos comics pase, pero de las revistas no entiendo prácticamente nada!!) .

Y bueno, esto de forma muuuuuy resumida es mi lugar de trabajo, espero que os haya gustado y os ayude a conocer como es mi vida un poquito mas. Para terminar os dejo una panorámica del laboratorio para que os hagáis una idea general de cómo es y lo desordenado que puede llegar a estar.

Un saludo enorme a todos !


Hace un año en este blog…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.