Vietnam, primeras sensaciones

Noche de terrazas

Bueno, aunque un poco tardía, aquí está la primera parte de mi crónica vietnamita. Como ya os comenté con anterioridad, llegué un sábado por la noche a Hanoi, en el que apenas tuve tiempo para negociar una habitacion de hotel (al final me costó algo menos de 20dolares) y cenar en uno de los típicos «restaurantes de calle» (la cena me costo alrededor de un euro).

Motos en Hanoi

Mi primera impresión de la capital vietnamita fue un poco caótica, me recordó en cierto modo a mis primeras impresiones sobre China, aunque salvando ciertas distancias. Las calles están bastante sucias quitando algunos enclaves turísticos, el grado de contaminación acústica es muy alto y cruzar un paso de peatones se convierte en una aventura (aunque en seguida te acostumbras). Eso sí, la gente es muy amable y, yo por lo menos, me sentí muy seguro (me refiero al tema de criminalidad). De momento os dejo con este comienzo para ir abriendo boca. Dentro de unos días os ire contando mas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.