Besos y vuvuzelas (キスとブブゼラ)

Ya se que esto es un blog sobre Japón, pero es, ante todo, mi blog personal y, como dice la canción (y como también reza el título de la bitácora) : yo soy español… y ayer, España marcó un hito en su historia deportiva :

We_are_the_champions

Ayer, la tensión y el nerviosismo construidos de sueños y esperanzas de un país, como un niño que intenta dormir en la víspera del día de Reyes sin tener seguro que vayan a venir a dejarle los regalos al día siguiente, se convirtió en una explosión de risas, lágrimas, pitos, abrazos, saltos, besos y vuvuzelas (esa palabra que nadie conocía hace un mes y que ahora nos parece tan familiar). Una explosión que empezaba antes de medianoche y que, aún, siendo mediodía, continua para algunos. Durante este tiempo, cada rincón del país, cada ciudad… más allá de la pantomima política, la crisis económica o la identidad social, celebraba un triunfo que necesitábamos para inyectarnos moral y orgullo.

Ayer, un país que normalmente está dividido, celebró unido su victoria bajo una bandera, la única que se pudo ver en todos y cada uno de los continentes del mundo desde Japón hasta la Isla de Pascua, pasando por Sudáfrica

Ayer España gritó desde los más profundo de su corazón, hasta quedarse afónica, sin miedo a prejuicios ni represalias : Yo soy español…

Gracias a todos, a todos los que celebraron ayer al unísono, a esos amigos chinos, vietnamitas y japoneses que me enviaron correos y mensajes al móvil durante todo el campeonato celebrando cada gol o cada partido superado, gracias a nuestros hermanos latinos que nos apoyaron desde el otro lado del charco, gracias a todos los jugadores de la selección por hacernos volver a creer en nosotros mismos, gracias a todos vosotros por compartir mi emoción leyendo estas letras… y gracias a Dios para hacer que me encontrara en España en este momento histórico…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *