Mi experiencia en un crucero

DSC_8439

Como ya comenté, hace un mes (más o menos) y gracias a la invitación de Minube y Pullmantur, estuve de crucero por el Mediterráneo. Era la primera vez que tomaba un crucero de estas dimensiones durante tanto tiempo (una semana), lo más que había estado habían sido 4 días en un crucero por el río Nilo y un día en un Ferry de Japón a Corea. Así que, en esta entrada, os hablaré brevemente de mi experiencia.

DSC_7320

Lo primero que me llamó la atención fue la envergadura de estos barcos, cuando los vemos desde fuera nos parecen enormes, pero es que dentro ya es una pasada, hasta te olvidas de que estás en un barco (salvo que el mar esté un poco revuelto). Con una capacidad de miles de personas e instalaciones para todos los gustos (desde casinos y discotecas, hasta gimnasios y rocódromos, pasando por guarderías o peluquerías). Además, yo estuve en un circuito con «todo incluído» y había gente de todo tipo, lo que implica que hay precios para todos los bolsillos, algo que también me sorprendió gratamente.

DSC_8412

En general me pareció una forma distinta de visitar varios destinos en poco tiempo mientras te desplazas por las tardes/noches. Lo único malo que esto tiene es que puedes catar cada lugar que visitas, pero no saborearlo como quisieras, siempre te quedas con ganas de más, pero bueno, así se te hacen ganas de volver más tranquilamente. De todas formas, lo que yo os pueda decir aquí es poco, así que os dejo con este vídeo de presentación de nuestro viaje en el que podréis ver más detenidamente cómo es l barco por dentro y conocer un poco más a los que fuimos a ese viaje. ¡Espero que os guste!

¡¡ FELIZ FÍN DE SEMANA !!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.