Ahora mismo lees el archivo de

Fotografía, Page 4

2012, 12 fotos

Como ya hice el año pasado cuando escribí el post «12 fotos 12 meses«, este año también voy a hacer un resumen de lo que ha sido para mí este año con 12 imágenes, cada una representando lo más destacable de cada uno de los 12 meses. He decidido titularlo esta vez: 2012, 12 fotos.

¡Vaya equipo!

ENERO: Empecé el año en Puerto Galera, en Filipinas, el cálido lugar donde celebré la noche vieja, fue también el lugar donde viví los primeros días de este año, rodeado de grandes amigos como Pak y Pablo.

Harbour View Room

FEBRERO: Después volví a China, donde celebré el año nuevo chino. Y ya entrados en Febrero pasé varios días en Hong Kong donde pude pasar un fin de semana de Lujo invitado por el Hotel Mandarín Oriental, el mejor de la ciudad.

I love Guangzhou - Night view of Zhujiang New Town

MARZO: Este mes fue decisivo en el proceso de la internacionalización asiática y el desarrollo de negocio en China continental de la empresa para la que trabajo: SmartUp, por lo que permanecí en Guangzhou prácticamente todo el mes.

Kimono girl and sakura

ABRIL: En Abril volví a Japón donde pude disfrutar del hanami en diferentes lugares del país y de otros eventos (no tan habituales) como el festival japonés del pene. Todo gracias al JRPass que me patrocinaron mis amigos de Destinos Asiáticos.

Plaza Mayor de Salamanca

MAYO: En Mayo, aprovechando la Golden Week, vine a España unos días, donde aproveché para relajarme unos días, ver a amigos y familiares y planificar con la central de mi empresa en Salamanca la estrategia del segundo semestre del año.

Boat Party

JUNIO: Este fue un mes muy completo, además de poder asistir al Dragon Boat festival (que llevaba años queriendo verlo), tuvimos una Boat Party, y celebré mi cumpleaños por partida doble, con sendas fiestas en Guangzhou y Hong Kong.

Pic of a pic

JULIO: En Julio volví a Japón y pude asistir al monólogo de los chanantes en Tokyo (la podéis ver en vídeo aquí), a lo que tuve el honor de conocer personalmente. También aproveché el caluroso verano japonés para hacerme escapadas alguna que otra playita (como la playa de Suma)

With my favourite japanese AV idols

AGOSTO: En Agosto volví al sur de China pero, como me rompí el pie, no pude hacer mucho. Solo merece destacar que, cuando me quitaron la escayola (a finales del mes), pude pasarme con pase de prensa por el Asia Adult Expo que se celebró en Macao.

The gang in Singapore

SEPTIEMBRE: Durante este mes volví a Singapur, para encontrarme con varios viejos amigos y también improvisamos una escapada a Malasia. De esta forma, por fín pude conocer las Torres Petronas.

DSC_0744

OCTUBRE: En Octubre volví a Japón y aproveché esta ocasión para conocer más profundamente los Alpes Japoneses, concretamente siguiendo la Ruta Nakasendo y las prefecturas de Gifu y Nagano.

Grandpa and Grandson

NOVIEMBRE: Durante un par de semanas en Noviembre, me escapé a Vietnam por motivos laborales. Fue muy agradable volver a un país que me gusta tanto después de tanto tiempo, aunque estuve bastante ocupado.

Bolivar Square Illumination - Bogotá

DICIEMBRE: En Diciembre volé de Tokyo a Bogotá, para dar una conferencia en la capital colombiana en el marco de mejorando.la/conferencia. Fue algo muy especial para mí, ya que es la primera vez que visitaba Colombia. Después volví a Madrid para pasar las navidades con mi familia, que es donde me encuentro actualmente.

Shirokuro (白黒)

Karaoke en Vietnam 1

Abro este post con esta fotografía que tomé en un karaoke al que fui con unas amigas en mi última visita a Vietnam hace unas pocas semanas, y es que tal y como dice el título, el artículo de hoy va de «Shirokuro«, en japonés 白黒. «Shiro» (白) significa blanco y «Kuro» (黒) significa negro, así que hoy compendiaré algunas de las pocas fotografías que tengo en blanco y negro.

Tsutenkaku B&W

La verdad es que son bastante pocas, ya que la intención de mis fotografías es que la gente vea lo que yo veo y viaje conmigo, y yo, afortunadamente veo todo muy colorido, aunque sea una ciudad gris. No obstante, hay veces que una instantánea que en color no dice mucho, en blanco y negro se viste con una túnica tejida a partes iguales de misticismo y poesía, o, por lo menos eso me transmiten imágenes como la que hay sobre estas líneas, tomada en el Shinsekai, en el área sur de Osaka, con el Tsūtenkaku al fondo). Aunque a veces, este poético atuendo del shirokuro se adorna con bordados de erotismo y melancolía:

Balconi
Esta foto fue tomada en Guangzhou, en el sur de China.

He de confesar que, otras veces, el blanco y negro, me ha servido para sacar provecho de fotografías cuyo color era muy dificil de procesar, quedaba irreal o simplemente me ahorraba un tedioso trabajo del color y la luz sobre la fotografía (no siempre tengo el tiempo que quisiera para este menester). Hablo por mí, no digo que otras personas que suelan hacer fotos en blanco y negro lo hagan por esta razón, pero estoy seguro que es algo que no se suele decir y es una causa más frecuente de lo que pensamos. 😉

Innocence
Tomé esta foto en Julio de este año, en la playa de Suma,
cerca de la ciudad de Kobe, en Japón.

Sin duda alguna, la persona que más me inspira en este tipo de fotografía es Daidō Moriyama, y aunque no busco imitarle, es uno de mis referentes. La espontaneidad, cotidianidad, el ruido y la sensualidad que imprime al blanco y negro, sencillamente me fascina. Muchas veces esoas son las cualidades que quiero imprimir a las instantáneas que tomo:

晶子白黒
Foto tomada en Kyoto (Japón)

¡BUEN FIN DE SEMANA A TODOS!

El Palacio Imperial de Kyoto

Imperial Colours

Este palacio fue, desde 1331, la residencia oficial de los emperadores de Japón hasta la restauración Meiji y el cambio definitivo de la capitalidad del país del sol naciente a Tokyo. Fue el último de los palacios que se construyeron en Kyoto tras el abandono del palacio Heian y, aunque actualmente no es la residencia de nadie, los nuevos emperadores se siguen coronando aquí. Entran por la puerta sur, llamada Kenrei-mon, que solo puede ser atravesada por el emperador y acceden al Shishinden (véase en la siguiente fotografía):

Shishinden

Esta edificación es una de las más importantes de las muchas que forman el complejo del Palacio Imperial, el Salón para las Ceremonias de Estado, y el lugar donde descansa el trono de Crisantemo. Frente a él, una explanada de arena blanca para reflejar el sol, recuerda al emperador su poder y responsabilidad. Aunque, sinceramente, la belleza de este lugar (exceptuando el caso de los jardines) no está en el suelo si no en los tejados y las paredes.

京都御所

Aunque, como gran parte de los edificios históricos nipones, lo que vemos no es más que una reconstrucción del 1855 (este lugar ha sido reconstruido hasta 8 veces), merece la pena fijarse en los detalles, los tejados, la simbología, los grabados en la madera y las pinturas en los muros. Desgraciadamente, no podemos acceder al interior para verlos de cerca y solo podemos fotografiarlos desde fuera.

Wall Paintings

Uno de los lugares que más me gustan de El Palacio Imperial de Kyoto, es el jardín japonés que tiene, el Oike-Niwa, que, igualmente solo puede visitarse desde el perímetro exterior, lo cual permite sacar fotos sin gente pero le quita mucho juego a la visita.

Oike-niwa

Tal y como he comentado anteriormente esta visita es totalmente exterior, no se permite la entrada a los edificios ni a los jardines y la única forma posible de realizarla es con guía y pidiendo cita previa, lo bueno es que es gratuito. La guía puede hacerse en japonés o inglés y para pedir cita tenéis que recurrir a la agencia imperial haciendo click aquí. En realidad, a pesar de ir con un guía de forma obligada, no se visita todo el recinto, ya que algunas zonas están restringidas.

Palacio Imperial de Kyoto

Personalmente, si voy con el tiempo ajustado prefiero el castillo de Nijo ya que, aunque haya que pagar, es una visita más vistosa y se puede visitar en su interior, pero vamos… si venís con tiempo suficiente bien se pueden visitar ambos lugares aunque, en mi opinión, se me hacen abstante similares. Para finalizar, aquí os dejo algunas fotografías más:

Imperial Palace Gate

Last leaf of Autumn

Bridge details

<< MÁS FOTOS

Suma Beach (須磨ビーチ)

Chiringuitos

Ya que estamos en pleno verano japonés, creo que lo suyo será hablar de playas niponas. Empezaré por Suma beach, una playa que no es especialmente grande, ni bonita, pero tiene un ambiente tremendo. Si os gustan las playas con chiringuitos, bebida, llenas de gente joven y música a un volumen considerable, esta es vuestra playa (si estáis en la región de Kansai, claro). Desde luego esta no es una playa para venir a relajarse.

Terracitas

En realidad encontraremos todo tipo de gente, grupos de amigos, familias, parejas… pero en general son gente muy abierta y divertida, bastante más «alocada» que la idea que tenemos del japonés tradicional. Otra cosa que me gusta de esta playa es que está muy bien comunicada si viajamos en tren: a unos 15 minutos de Kobe, unos 40 minutos de Osaka y a algo más de una hora de Kyoto. Una vez lleguemos a la estación de Suma, nos toparemos con la playa, de hecho, esta fotografía está hecha desde la estación de tren:

Vista de la playa desde la estación

Dentro de la estación hay un convini en el que, en muchas ocasiones, encontraremos grupos de amigos comprando bebida para pasar la tarde. En los chiringuitos venden cervezas, refrescos, helados y comida de «fritanga» nipona como takoyaki, yakisoba y similares. La comida no es muy buena y pagaréis un precio un poco más caro, así que yo os recomiendo ir al otro lado de la estación a la hora de comer ya que encontraréis más variedad y calidad de restaurantes (o traeros un bocata de tortilla, que es otra gran opción) 😉

Suma Beach

Todos los años, a partir del día del mar (que es el tercer lunes de Julio y es festivo en todo Japón), las playas toman especial protagonismo y varios los fines de semana montan carpas y fiestas al atardecer que se extienden hasta por la noche, aunque ya desde por la tarde la gente está «contentilla», ya os pondré un vídeo al respecto (si conseguís convencerme).

Playing cards

Ya os digo que como playa, no podéis esperar mucho, ya sabéis que las playas japonesas (excepto en Okinawa) no se caracterizan por su belleza, pero el ambiente es muy positivo: es un lugar ideal para pasar un día montándola con tus amigos. La verdad es que es difícil describir con palabras, a ver si consigo transmitirlo con algunas imágenes 😉

Alquiler de flotaciones
Alquiler de flotadores, colchonetas y embarcaciones inflables

Pic of a pic
Foto de una foto

野球
Echando un partido en la playa

School girls at Suma Beach
Colegialas japonesas jugueteando con el agua

<< Más FOTOS de SUMA beach

Monkey Island (猿島)

猿島

El otro día quedé con una amiga para hacer fotos en la playa. Desde Tokyo me acerqué a donde ella vivía, Yokosuka, una ciudad costera de la prefectura de Kanagawa que es famosa por tener una base militar norte americana (ya os hablaré de esta ciudad otro día). Cuando llegué me dijo que había encontrado el lugar perfecto para hacer las fotos: Monkey Island (en japonés Sarushima= 猿島), total que lo primero que vino a mi mente fue esto 😛 :

Herman Toothrot

Evidentemente, no nos dirigíamos a una selvática isla virgen llena de tesoros ocultos, si no a un pequeño islote (eso sí, con mucha vegetación) que no tiene mucho que ver y está deshabitado, pero que los que viven por la zona utilizan para escaparse y tomarse un día tranquilo de desconexión, hacer barbacoas, o simplemente tener un día de playa (opcionalmente aderezado con alcohol) con los amigos.

猿島乗り場

Hay un bote de línea que, desde por la mañana, que hace constantes idas y vueltas a la isla, pero ¡ojo! el último barco sale cuando empieza a tardecer a eso de las 17:30, así que estad al tanto. El billete redondo cuesta 1200yenes (para ver el precio en Euros pulsad sobre la cifra) y el trayecto tarda unos 20 minutos. En el barco, sobretodo en verano, nos encontraremos mucha gente joven cargados de neveras con bebida y frutas, así como carne y verdura para las barbacoas.

Heading Monkey Island

La playa que nos ve llegar es en la que única un poco decente con arena y tal (el resto son rompeolas rocosos) por lo que aquí podremos ver a varios grupos de amigos tomando algo, alguna que otra familia con niños, la zona habilitada para barbacoas e incluso alguna que otra carpa o tiendas de campaña que se han montado los más preparados. Como curiosidad, comentar que no hay un solo mono en la isla, su nombre viene de que, según la leyenda, fue un mono el que guió a un sacerdote de la antiguedad para que la descubriera.

BBQ beach

También hay un bar-terraza con algunos platos de comida rápida para picotear (véase la fotografía bajo estas líneas), que es el único lugar donde podréis comprar la cerveza local: Sarushima beer. Junto al bar están los servicios y, un poco más adelante, justo donde comienza el camino que se adentra en la isla, está la zona donde se dejan las basuras. La isla está muy limpia porque, independientemente del lugar de la isla donde hayan pasado el día, todo el mundo lleva su basura en una bolsa y, al volver a esta playa para coger el barco de vuelta, lo depositan en esta zona habilitada a tal efecto.

Sarushima terrace

Aunque la isla ya fue pisada por humanos en la prehistoria japonesa (periodo Jōmon según los últimos hallazgos) lo que encontraremos a nuestro paso serán una serie de puestos militares de vigilancia que se construyeron durante el siglo XIX y posiciones de artillería y túneles que se construyeron durante la II Guerra Mundial. Tras atravesar toda esta zona llegaremos al otro lado de la isla, una zona rocosa y mucha más tranquila, normalmente frecuentada por pescadores.

Monkey Island in Japan

Evidentemente esta no es la zona más adecuada para hacer un picnic, un botellón un una barbacoa, pero si quieres hacer fotos con cierta intimidad basta con caminar entre las rocas (eso sí, con cierta habilidad y mucha cautela, porque hay sitios complicados) y podremos llegar a zonas prácticamente desiertas donde podremos estar tranquilos y apenas veremos unos pescadores en la lejanía. Sinceramente todo un grato descubrimiento gracias a mi amiga…

Sea and kimono

Gastronomía japonesa para principiantes

Relax Time (Asahi Premium)Disfrutando de un Bentou en uno de mis viajes en Shinkansen.

Últimamente, mucha gente que está preparando sus vacaciones de verano me escribe (sobre todo a raíz de lo de las guías en español por Japón) y algunos me han comentado que les de consejos gastronómicos para aprovechar su estancia en el país del sol naciente al máximo. Entiendo que, al igual de que de España, en el extranjero, solo se conoce la paella, la tortilla y los ibéricos, a Japón, hay muchas veces que solo se le asocia con el pescado (mayoritariamente crudo). Así que me he animado a hacer este artículo que he decidido titula: gastronomía japonesa para principiantes (y además dejaré el pescado para el final) 😉

Japanese Ebi noodles

Una comida que me resulta económica y deliciosa, son los fideos, ya os hablé de los principales tipos de fideos japoneses, mi favorito es el ramen acompañado de unas buenas gyoza, aunque los fideos fritos, concretamente la yakisoba, también me gusta mucho. También hay variedades que dependen de la región como es el caso de la Okinawa Soba o, en lugares populares por su té, por ejemplo, Uji, la variedad Cha-Soba, que son fideos de té verde. Aquí os dejo un vídeo que seguro que os abrirá el apetito: 😉

Otra de las grandes opciones que te ofrece Japón es la gran variedad de comidas basadas en soja (véase más en detalle clicando sobre el link). Aunque la cuna de las gastronomía de la soja es China, personalmente consideraría Japón «La Meca» de este tipo de comida, el poder de adaptación, innovación y creatividad de los japoneses les han llevado a desarrollar gran variedad de platos, desde los más comunes como el Nattō o el Tofu hasta auténticas delicatessen, como algunos tipos de Yuba, pasando por la salsa de soja, el miso y un largo etcétera.

DSC_1626

Si venís a Japón otra cosa que no os podéis perder es el Okonomiyaki, del cual hay dos tipos principales, el estilo de Hiroshima y el de Kansai. La diferencia principal entre uno y otro es que en el primer estilo los ingredientes y la masa se cocinan por separado y es muy comun agregar fideos al conjunto (una variedad llamada Modan-yaki), mientras que en segundo estilo se hace todo junto desde el principio. Consiste en una masa a la que se le agregan los ingredientes deseados (como si fuera una pizza a la japonesa pero salvando las grandes diferencias), de ahí su nombre: «Okonomi» (que significa lo que a uno le guste) + Yaki(a la plancha).

Okonomiyaki

Con ese mismo término («yaki») se identifican también una gran variedad de comida a la plancha, conocida en general como teppanyaki pero que engloba muchos platillos como el Yakimeshi (arroz frito). Ahora que menciono el arroz, supongo que no hará falta decir que en Japón, este ingrediente es básico, ya sea solo (como acompañante de otros platos principales), con salsas (como el Kare-raisu, arroz con salsa de curry) o como base de otros platos más elaborados, ya sean tradicionales como el unadon (haciendo clic sobre el link veréis un vídeo donde hablo de ello) o el oyakodon (como véis, el sufijo -don en la comida indica base de arroz) o modernos como el «Omuraisu» (en la fotografía):

Omuraisu

Dentro de la comida nipona también encontramos los rebozados, los más conocidos, sin duda, la tempura (la más común de verduras y mariscos) y el karaage (que normalmente es pollo, rebozado y frito), pero mi rebozado favorito es el tonkatsu, ya que a mí me encanta la carne. Y ya que mencionamos la carne recordar que también hay gran variedad, la tenemos de todo tipo desde cruda (como el Yukke) hasta bien hecha, como es el caso del Yakiniku (curiosamente estos platos que he nombrado son una adaptación japonesa de los originales de Corea del sur, un buen barrio para comerlos es el barrio coreano de Osaka). También me gusta mucho el Yakitori, que son brochetas de ave (incluyendo diferentes partes como la piel tostada o las vísceras) que se comen con una salsa o simplemente con sal y el Kushikatsu, que vienen también en formato «pincho» pero puede ser cualquier tipo de carne o verdura rebozada.

Yukke
Ya os dí un adelanto de esta foto en instagram

Eso sí, la carne japonesa más famosa es la de vacuno de Kobe, que, digan lo que digan, (aunque hay restaurantes que la ofrecen en otras ciudades), la que se come en el propio Kobe no tiene comparación.

Para probar diferentes tipos de platos o comer comida menos tradicional y más diversa lo ideal es ir un izakaya, la típica taberna japonesa, comenzar picando con unas eda-mame, y luego elegir los que más os guste del menú, en estos sitios suelen tener de todo:

En el Izakaya

Aunque si lo que buscáis es un breve aperitivo informal para picar, podéis comprar onigiri, o algún «Man» (los hay de diferentes rellenos), o unas bolitas de takoyaki (sobretodo si estáis en los alrededores de Osaka). Si sois más de dulce, en Japón encontraréis muchos tipos, aunque mis favoritos son los taiyaki y el mochi.

Al rico Takoyaki !
Takoyaki, un aperitivo delicioso

Y, como lo prometido es deuda, al final hablo del pescado (en japonés: sakana), que es lo más famoso de Japón, especialmente cuando hablamos de comerlo crudo: el sushi y el sashimi. Si queréis probarlo bien bueno os recomiendo desayunarlo en los restaurantes de los alrededores del mercado del pescado de Tsukiji en Tokyo tras asistir a la subasta del atún. No obstante, en Japón, el pescado no solo se come crudo, en todo el archipiélago hay cientos de formas diferentes de prepararlo y no voy a enumerarlas, pero ya os adelanto que el yakisakana (el pescado asado o a la plancha) es de mis favoritas.

Al rico pescaíto